Fuente AP: Bosh vuelve a utilizar anticoagulantes

Chris Bosh volvió a utilizar medicamentos para tratar un coágulo de sangre en una pierna, dijo una persona con conocimiento de la situación.Es el segundo año consecutivo en que el alero del Heat de...

Chris Bosh volvió a utilizar medicamentos para tratar un coágulo de sangre en una pierna, dijo una persona con conocimiento de la situación.

Es el segundo año consecutivo en que el alero del Heat de Miami llega a la pausa del Juego de Estrellas con un problema similar de salud.

En días recientes, Bosh comenzó a tomar los anticoagulantes tras detectarse el nuevo problema, con la esperanza de volver a jugar esta temporada, dijo el martes la persona a The Associated Press, con la condición de permanecer en el anonimato porque ni el jugador ni el equipo han divulgado información al respecto.

Bosh ha informado al equipo que sopesará sus opciones y recabará información sobre el problema durante los próximos días, añadió la persona.

"Lo siento por él", dijo el piloto de NASCAR Brian Vickers, quien al igual que Bosh ha lidiado con problemas de coágulos que han afectado su carrera. "Le diría lo mismo de nuevo, que no se rinda, que siga luchando. Que encuentre una solución y siga luchando".

Usualmente, los médicos no aconsejan que los deportistas que tienen contacto físico en sus disciplinas compitan mientras utilizan anticoagulantes, pues ello implica el riesgo de que una herida genere una hemorragia incontrolable.

Hace un año, el coágulo que se detectó en el organismo de Bosh se había desplazado desde una pierna hasta un pulmón. Ello provocó otros problemas al deportista, incluida la presencia de líquido en sus pulmones.

En aquella ocasión, se llevó un par de meses la obtención del diagnóstico correcto, pues Bosh pensó originalmente que sufría alguna lesión en las costillas o en la espalda y que por eso sentía dolor. Aparentemente, el diagnóstico llegó más rápido esta vez.

"Yo no diría que él debe ser excluido del deporte porque ha presentado un segundo evento", dijo Robert Myerburg, cardiólogo y profesor de medicina en la Universidad de Miami.

Sin embargo, Myerburg no recomienda reducir la dosis de anticoagulantes para seguir jugando, una de las opciones que tendría Bosh.

"El problema es que si usted reduce la dosis, aminorará tal vez el riesgo de una hemorragia pero también la eficacia" del medicamento, advirtió. "Usted estará renunciando a un beneficio para reducir el riesgo de hemorragia en alguien que tuvo ya una embolia pulmonar. No pienso que sea una decisión sabia".

Bosh es el máximo anotador del Heat, con un promedio de 19,1 puntos por partido esta temporada. Durante el fin de semana dijo en Toronto que se sentía optimista sobre sus posibilidades de volver a jugar esta campaña.

Vickers y Bosh han estado en comunicación durante el último año. Ambos patrocinan el anticoagulante Xaretto y han trabajado en campañas publicitarias del producto, con el actor Kevin Nealon y el golfista Arnold Palmer.

"Realmente tienes que seguir el consejo de los médicos", comentó Vickers. "Eso es realmente de lo que se trata esta campaña. Estamos involucrados con la campaña porque hemos tenido algunos problemas en el pasado. Esto puede ocurrir de nuevo. Puede pasarle a cualquiera".

Bosh se perdió los 30 últimos partidos de la temporada pasada después que se encontró el coágulo, y el Heat se quedó fuera de los playoffs. Con una foja de 29-24 en la presente campaña, Miami no tiene seguro su boleto a la postemporada, y la obtención de éste se complicaría más sin Bosh.

El ala-pívot de 2,10 metros (6 pies, 11 pulgadas) es uno de los mejores en los disparos de tres puntos.

Tomando en cuenta que Bosh contempla volver a jugar esta temporada, o al menos buscaría la manera de hacerlo, podría interpretarse que la situación no es tan grave como la del año pasado, cuando ni siquiera se consideró la opción de que regresar al tabloncillo.

Bosh se dio de baja del concurso de triples y del Juego de Estrellas del fin de semana pasado por lo que él y el equipo catalogaron como una distensión de la pantorrilla. El año pasado, no volvió a jugar después que los médicos descubrieron un coágulo, un problema que Bosh cree que empezó precisamente en la pantorrilla.

"No podía caminar", dijo Bosh en septiembre, recordando su primer problema con el coágulo. "Sentía demasiado dolor".