Chris Froome cree que las montañas revelarán quiénes son los verdaderos contendientes del Tour de Francia mientras el británico se prepara para la primera de las tres extenuantes etapas en los Alpes.

"Me siento bien y optimista sobre las próximas etapas", afirmó el tetracampeón el lunes, el primer día de descanso del Tour.

Froome, octavo lugar general luego de nueve etapas, se encuentra un minuto y 42 segundos detrás del líder, Greg Van Avermaet, antes del arranque de la fase alpina el martes.

No se prevé que Van Avermaet represente una amenaza en las montañas, y Froome ha sugerido que el belga "tendrá dificultades para resistir mañana. Es una etapa adecuada para los expertos en ascensos".

Después de una semana de rutas relativamente planas, los primeros ascensos importantes inician con cuatro cumbres y la exigente Plateau des Glières, una planicie que incluye una subida de seis kilómetros sin pavimentar a una inclinación de 11,2%.

“Es una etapa dura. Definitivamente empezará a dar forma a la CG”, declaró Froome sobre la clasificación general.

Geraint Thomas, su compañero en Sky, ocupa el segundo lugar general, 43 segundos detrás de Van Avermaet, lo que significa que el equipo cuenta con dos opciones viables para apoderarse de la camiseta amarilla en la segunda de las tres semanas del Tour.

“Es grandioso para nosotros tener estas opciones para contender si se reduce a eso, especialmente al ver que algunos de nuestros rivales cuentan con dos o tres opciones en sus equipos”, añadió Froome. "El equipo en torno a nosotros es un grupo de ciclistas muy capaces, y realmente entraremos a nuestro elemento ahora en las montañas".