El momento de gloria de River Plate fue efímero.

Menos de dos semanas después de tocar el cielo en Madrid al ganarle a su clásico rival Boca Juniors en la final de la Copa Libertadores, River sucumbió el martes en una definición por penales ante el anfitrión Al Ain en las semifinales del Mundial de Clubes.

Gonzalo Martínez malogró un penal en la segunda parte y el arquero rival le tapó el disparo a Enzo Pérez en la definición desde los 12 pasos, con lo que River se convirtió en el primer club argentino que cae eliminado en la ronda de semifinales.

“Lamentablemente no pudimos conseguir el objetivo de ganar este primer partido. Era el deseo de todos nosotros, pero esta derrota no mancha lo que ya ganamos”, dijo el técnico de River Marcelo Gallardo.

El flamante campeón de Sudamérica no pudo sostener la ventaja 2-1 que se llevó al descanso y empató 2-2 tras los 90 minutos reglamentarios y los 30 de prórroga.

Los jugadores de Al Ain transformaron todos los cinco penales en la tanda hasta que su arquero Khalid Eisa se arrojó hacia su izquierda para desviar el disparo de Pérez.

River viajó a los Emirates Árabes Unidos directamente después de vencer a Boca 3-1 en el estadio Santiago Bernabéu para alzar por cuarta vez el trofeo continental.

Toda la euforia de River quedó enfriada con una inesperada derrota ante el ignoto club de los Emiratos. Gallardo reconoció que no supieron gestionar la consagración en la Libertadores.

“El gran tema era cómo hacíamos para enfocarnos después de semejante logro”, afirmó Gallardo. “Combatí internamente con ese problema, porque las ganas y el entusiasmo estaban, pero el problema era la concentración”.

“Fue muy fuerte lo que se logró hace más de una semana y todos estábamos en una situación de felicidad y algarabía que en algún momento había que saber separar", añadió.

La expectativa de River era medirse con el Real Madrid en la final de un torneo que en 2005 reemplazó a la Copa Intercontinental. El campeón europeo enfrentará al Kashima Antlers japonés el miércoles en la otra semifinal.

Hasta la fecha, los cuatro clubes argentinos que representaron a Sudamérica en el Mundial habían logrado solventar el partido de semifinales: Boca (2007, Estudiantes de La Plata (2009), San Lorenzo (2014) y River (2015). Ninguno pudo coronarse campeón.

"Es una tristeza grande. Queríamos ir por todo”, dijo el delantero colombiano Rafael Santos Borré, autor de los dos goles de River en el tiempo en los 90. “Lastimosamente no se nos dio. El equipo hizo un gran esfuerzo”.

El atacante Marcus Berg puso en ventaja a Al Ain a los tres minutos, al peinar un tiro de esquina cerca del primer palo y colar el balón entre las piernas del arquero Franco Armani.

Pero Santos Borré marcó a los 11 y 16 para darle la vuelta al marcador. El primer tanto del colombiano fue al rematar el balón al balón tras un par de atajadas de Eisa y el segundo lo convirtió al definir desde un ajustado ángulo tras una fulminante aproximación de River.

Al Ain apretó por el segundo gol y lo gritó cerca del descanso cuando el videoarbitraje anuló la anotación de Hussein El Shahat por posición adelantada.

El empate cayó a los 51 cuando el delantero brasileño Caio hizo una pared con Tsukasa Shiotani antes de recortar a un rival y disparar al primer palo para batir a Armani.

Martínez, autor del tercer tanto de River en la victoria ante Boca en la final de la Libertadores, dispuso de una oportunidad inmejorable de restablecer la ventaja al señalarse un penal por la falta de Mohamed Ahmad sobre Milton Casco en el área. Pero el “Pity” estrelló su disparo en el travesaño a los 68 minutos.

Aunque River se mostró superior con su juego entre líneas en el mediocampo y veloces desbordes, Al Ain siempre inquietó al contragolpe y expuso la vulnerabilidad de los argentinos en acciones con pelota detenida.

Gallardo lamentó los descuidos de su equipo.

“Sabíamos lo que ellos iban a tratar de hacer a través de la pelota quieta y no nos defendimos bien”, dijo Gallardo. "Era un partido peligroso para nosotros y en esos ratos de desatención nos terminaron empatando”.

La final del torneo se jugará el sábado.