Estrasburgo mantuvo su buena racha el viernes con un triunfo por 3-0 fuera de casa ante un apagado Burdeos en un duelo de la liga francesa.

El delantero Stephane Bahoken dio la ventaja a los visitantes luego de sólo dos minutos de juego. El mediocampista Dimitri Lienard definió con un potente tiro libre antes del medio tiempo, y Martin Terrier anotó un soberbio tercer gol a mediados del complemento.

Terrier, de 20 años, se hizo del balón a tres cuartos de cancha y arrancó a toda marcha, mostrando un excelente control de balón al superar por velocidad a dos rivales antes de vencer al portero Benoit Costil con un tiro rasante justo entrando al área.

"Cada día me sorprenden más, debo admitir", dijo sobre sus jugadores el técnico del Estrasburgo, Thierry Laurey. "Pero hay mucho camino por recorrer".

Hace seis años, el club de Alsacia se fue a la quiebra y se desplomó hasta la quinta división. Después de obtener el ascenso a la Ligue 1, muchos pronosticaban que tendría problemas esta temporada.

Pero el nuevo triunfo llegó luego de una victoria en casa el sábado pasado por 2-1 ante el entonces líder invicto leader Paris Saint-Germain. Por lo pronto, “Le Racing” se ubica en el 11mo lugar general.

Bahoken anotó contra PSG y lo hizo de nuevo el viernes.

Burdeos cayó al 12mo sitio. Los aficionados del club local pidieron en sus cánticos la renuncia del técnico Jocelyn Gourvennec y abuchearon a sus propios jugadores cada vez que tocaban el balón.

"Podríamos haber jugado por dos horas sin lograr anotar", admitió Gourvennec. "Puedo entender el enojo de nuestros aficionados".

El sábado, PSG recibe a Lille y el campeón defensor Mónaco enfrenta a Troyes.