Los españoles fueron tremendamente superiores a los galos, a los que ajusticiaron sin piedad (88-64) para certificar la primera plaza del Grupo A cuando aún queda una jornada por disputarse de esta primera fase del Mundial de España 2014.

El partido no tuvo nada que ver con el del año pasado, España es muy superior a esta FranciaRicky Rubio confirmó en el arranque del partido su gran momento de forma y las mejores acciones llevaron su firma. Agresivo en ataque, con continuas penetraciones que acababan en canasta suya o asistencia a un compañero, y agresivo en defensa, el base de los Wolves propició un inicio espectacular más del equipo local que puso el marcador en un 11-3.

Los galos entraron tarde al partido, pero tras esos minutos de desconcierto se metieron en el choque gracias a la entrada de Diot. El base francés anotó siete puntos consecutivos y apretó un partido que ya permaneció igualado todo el cuarto. Los hermanos Gasol anotaron con la fluidez habitual, pero España no lograba marcharse en el marcador.

Cuando todo parecía indicar que el cuarto acabaría empatado, llegó uno de los grandes momentos del partido. Con menos de un segundo por jugarse, Navarro recibió el balón, lanzó ante la presión de tres defensores rivales y clavó un triple estratosférico sobre la bocina.

Otro triple de Navarro y uno más de Marc al empezar el segundo cuarto dio una ventaja a los de Orenga que ya no iban a soltar en todo el partido. Las rotaciones españolas esta vez sí que funcionaron, Llull y el Chacho dieron una marcha más al juego e Ibaka se hinchó a poner tapones e intimidar a sus rivales.

Solo el acierto de Batum y un par de mates de Gobert impidieron que el partido, en el que Pau ya era de nuevo el amo de los tableros, se rompiera, pero los diez puntos al descanso reflejaron la superioridad española (44-34).

El momento de Llull

Llull fue la gran sorpresa del quinteto inicial tras el descanso, y el menorquín respondió a la confianza de Orenga con un extraordinario rendimiento. Fuerte defensa exterior y veloces contragolpes catapultaron a España a una diferencia que amenazaba con finiquitar el duelo ante la impotencia de los franceses (52-36).

Francia logró frenar la avalancha de juego de su rival, pero las diferencias siempre se mantuvieron por encima de los diez puntos hasta llegar al 65-50 del final del cuarto.

La exhibición se prolongó durante los últimos diez minutos, en los que España demostró ser superior, muy superior, a esta selección francesa. Las diferencias aumentaron sin cesar, con gran acierto en ambas canastas y una sensación de que se podía ganar por la diferencia que quisiera el equipo local. La diferencia superó los 20 puntos para acabar en el definitivo 88 a 64. Un paso más hacia el objetivo, y otra vez con una tremenda autoridad. Esta selección enamora.

Ficha técnica

88 - España (22+22+21+23): Pau Gasol (15), Rudy (8), Navarro (14), Rubio (4) y Marc Gasol (17) -equipo inicial-, Rodríguez (2), Calderón (2), Reyes (2), Claver (2), Llull (10), Ibaka (10) y Abrines (2).

64 - Francia (19+15+16+14): Heurtel (6), Batum (11), Lauvergne (8), Diaw (3) y Gelabale (4) -equipo inicial-, Diot (11), Kahudi, Jackson (5), Fournier (9), Pietrus (3), Tillie y Gobert (4).

Árbitros: Guerrino Cerebuch (ITA), Jorge Vázquez (PUR) y Olegs Latisevs (LAT). Sin eliminados.

Incidencias: partido correspondiente a la cuarta jornada del grupo A de la Copa del Mundo, disputado en el Palacio Municipal de Deportes de Granada, ante unos 8810 espectadores. Lleno.