En busca de balance, los Cerveceros importan de Asia

Deshacerse del campeón de jonrones de la Liga Nacional e importar de Corea del Sur a un jugador de rendimiento discreto durante un breve paso en las mayores.Muchos quedaron desconcertados cuando los...

Deshacerse del campeón de jonrones de la Liga Nacional e importar de Corea del Sur a un jugador de rendimiento discreto durante un breve paso en las mayores.

Muchos quedaron desconcertados cuando los Cerveceros de Milwaukee decidieron dejar ir a Chris Carter y adquirir a Eric Thames para cubrir la posición de primera base.

Pero las decisiones obedecieron a un curso de acción sensato.

Carter pudo haber bateado 41 jonrones el año pasado, pero promedió 188 ponches en las últimas cuatro temporadas. Los equipos han dejado de encandilarse por los números superlativos de poder. También estaba a las puertas de recibir un salario de hasta 10 millones de dólares mediante el arbitraje.

Milwaukee no quería comprometerse a ese gasto y deseaba conseguir un bateador zurdo para darle equilibrio a un orden ofensivo débil ante los pitchers derechos. Fueron quintos en las mayores con OPS contra zurdos, pero quedaron en el 24to frente a derechos.

Así que, por unos económicos 16 millones de dólares para tres temporadas, obtuvieron a Thames.

¿Quién? Pasó inadvertido con Toronto y Seattle en 2011-12, pero le fue de maravillas con los NC Dinos de la liga coreana, incluyendo una temporada de 47 jonrones y 40 bases robadas en 2015.

Pero no hay garantía que esa clase de producción es viable de repetirse en Norteamérica. Los estadios de Corea del Sur tienen dimensiones más chicas a los de los parques de Grandes Ligas, por lo que no hay fiarse mucho con números inflados.

"Estoy muy agradecido porque ellos se han aventurado conmigo de esta manera", dijo Thames. "Tomo esto con mucha seriedad. No es que tenga la actitud de: 'OK, conseguí un buen contrato. Ahora me lo voy a tomar suave'. Quiero ganar".

Los Cerveceros terminaron con marcar de 73-89 el año pasado, el primero desde que se abocaron a una reconstrucción con el gerente general David Stearns. Fue un repunte de cinco victorias con respecto a 2015.