Joel Embiid atinó disparos y atrapó rebotes. Tapó tiros e incluso prodigó el pase más importante del partido.

Lo único que no hizo fue perder la calma después de cometer una dura falta que desató un conato de riña.

Y es que, después de perderse el encuentro anterior, no había forma de que el camerunés fuera a arriesgarse a una expulsión que le impidiera ayudar a que los 76ers tomaran el control de su serie de playoffs.

Embiid sumó 31 puntos y 16 rebotes, además de pasar el balón para que Mike Scott lograra el triple de la ventaja a 18 segundos de que concluyera el encuentro que Filadelfia ganó el sábado 112-108 a los Nets de Brooklyn.

Filadelfia amplió así a 3-1 su ventaja en la serie de primera ronda de la postemporada.

Embiid cometió además la falta flagrante que derivó en un momento de tensión y en dos expulsiones. Así, estuvo involucrado en muchos aspectos del partido que marcó su regreso a la alineación tras perderse el tercero de la serie por un dolor en la rodilla izquierda.

“Sé que los rivales van a provocarme porque quieren que yo tome represalias, así que debo ser maduro cunado estoy en la cancha. Debo mantener la calma y no reaccionar”, indicó Embiid. “Hoy pude haber reaccionado pero sentí que mi equipo me necesitaba más de lo que ellos necesitaban a Jared Dudley, así que debía seguir sereno, mostrarme maduro y hacer mi trabajo”.

Tobias Harris totalizó 24 puntos, ocho rebotes y seis asistencias por los 76ers, que pueden sellar su pasaje para la semifinal de la Conferencia del Este por segunda campaña consecutiva el martes, con un triunfo de locales.

Filadelfia lució una mejoría ostensible con el regreso de Embiid, quien anotó ocho puntos seguidos en el cuarto periodo, después de que los Nets habían tomado una delantera de siete unidades.

Embiid ayudó a que los 76ers no echaran demasiado de menos a Jimmy Butler, expulsado en el tercer periodo, luego de la dura falta del africano a Jarrett Allen.

Incluso eso funcionó a favor de los 76ers. Scott ocupó la posición que hubiera sido de Butler en los últimos segundos y convirtió la séptima asistencia de Embiid en el enceste de la ventaja.

Embiid aportó además seis tapas.

“Simplemente miren la magnitud de lo que dicen los números, la influencia que él debe tener en el partido”, dijo el entrenador de los Sixers, Brett Brown. “Tener 31 puntos 16 rebotes, siete asistencias, seis bloqueos y ganar es algo que difícilmente se puede superar. Él fue dominante”.

Caris LeVert anotó 25 puntos después de que se incorporó a la alineación titular de los Nets. D’Angelo Russell y Allen contabilizaron 21 unidades por cabeza.