El futuro de Yerry Mina se puede definir en cualquier momento y todo parece apuntar a que dejará el Barcelona a pesar de haber causado sensación en la Copa Mundial al anotar tres goles de cabeza con Colombia.

Mina jugó poco y nada con el Barcelona en su primera temporada con el club blaugrana, que acaba de adquirir a otro zaguero central del que se hablan maravillas, el francés Clément Lenglet, proveniente del Sevilla. Esto implica que ahora Mina podría tener delante suyo a cuatro jugadores: Samuel Umtiti, Gerard Piqué, Thomas Vermaelen y Langlet.

Mina, de 23 años, dice que su objetivo es "tener minutos" y no estar sentado siempre en el banco.

Jair Mina, tío y representante del jugador, y el asesor Felipe Russo confirmaron que viajan esta semana a España para conversar con Barcelona sobre el defensor.

"Yerry quiere jugar y vamos a ver cuál es la posición del Barcelona”, declaró el tío a Caracol Radio de Colombia el domingo por la noche.

Agregó que le han llegado "excelentes ofertas de equipos de Catar, Inglaterra, Italia, Rusia y Alemania”.

Antes del mundial se daba por sentado que Barcelona cedería a Mina a préstamo a otro club para que ganase más experiencia en Europa. Habrá que ver si su desempeño en el mundial ha alterado esa visión, pero la llegada de Langlet no es una noticia alentadora para las esperanzas del colombiano de seguir en el club.