Shaun White le dio a Estados Unidos su centésima medalla de oro en la historia de los Juegos Olímpicos de Invierno, al imponerse el miércoles en el snowboarding, dentro de la modalidad de halfpipe.

La última rutina de White por la pista en forma de medio ducto quedará para la historia, no sólo porque le permitió a su país alcanzar el hito en la cosecha invernal de oro, sino porque su ejecución resultó prácticamente perfecta.

El “Tomate Volador”, un astro de este deporte a sus 31 años, se acreditó una nota de 97,75 puntos.

Antes del último de tres recorridos en la final entre 12 participantes, White estaba debajo del japonés Ayumi Hirano. Fue entonces cuando prodigó una exhibición temeraria que incluyó giros consecutivos de 1.440 grados.

“Sinceramente, sabía que lo lograría”, comentó. “Sabía que tenía que conseguirla”.

Cuando la pantalla mostró la evaluación que le redituaba el oro, White arrojó la tabla de nieve, y comenzó la celebración en el Parque Nevado Fénix en Pyeongchang.

Hirano, quien había tomado la punta con su segunda rutina gracias a una nota de 95,25, terminó conformándose con la plata. El australiano Scotty James obtuvo el bronce.

“¿Qué puedo decir? He ganado en los Juegos Olímpicos”, indicó White. “Tres oros. Sólo esperaba que los jueces me lo dieran”.

Nunca antes un hombre estadounidense había ganado oro en tres Juegos Olímpicos de Invierno en forma consecutiva. La patinadora de velocidad Bonnie Blair subió a lo más alto del podio en Calgary 1988, Albertville 1992 y Lillehammer 1994.

Pero a la hazaña de White siguió un momento tenso en la conferencia de prensa. Tras varias preguntas sobre una demanda que se interpuso en su contra en 2016 por presunto hostigamiento sexual, White se marchó abruptamente.

“Estoy aquí para hablar de los Juegos Olímpicos, no de chismes y cosas así”, sentenció.

Aquella demanda rue presentada por Lena Zawaideh, baterista de un grupo de rock encabezado por White. La mujer afirmó además que el deportista se negó a pagarle por su trabajo en la banda y la despidió.

En mayo, ambas partes llegaron a un acuerdo en el litigio, por un monto no precisado.