El ecuatoriano Richard Carapaz ganó el sábado la extenuante 14ta etapa del Giro de Italia para apoderarse de la casaca rosa de líder general.

Carapaz, del equipo Movistar, se despegó cuando le quedaban 25 kilómetros a la ruta de 131 kilómetros (81 millas) de Saint-Vincent a Courmayeur en la región de Valle d’Aosta, cerca de la frontera con Francia.

Carapaz, de 25 años, se adelantó a tres kilómetros del final del penúltimo ascenso, del Colle San Carlo, y contuvo los embates del resto de los contendientes para levarse su segunda victoria de la edición de este año.

El británico Simon Yates se recuperó tras ser derribado en ese ascenso y finalizó segundo, 1 minuto y 32 segundos detrás de Carapaz al final de una etapa que incluyó cinco ascensos y un cierre cuesta arriba, al pie del Monte Bianco Skyway.

“Era una estrategia que teníamos muy bien planteada desde el equipo”, dijo Carapaz, dando crédito a su compañero Mike Landa. “Sabíamos que tanto Mikel como yo estábamos muy bien, que San Carlo también era una subida muy adecuada para mis condiciones, y con dos bazas para jugar teníamos más oportunidades”.

El italiano Vincenzo Nibali lideró un pelotón perseguidor por delante del esloveno Primoz Roglic, el español Landa y el colombiano Miguel Ángel Lopez.

La bonificación de 10 segundos por ganar la etapa le permitió a Carapaz desplazar a Roglic, uno de los favoritos al título, de la cima de la tabla general.

“Ni yo mismo me lo puedo creer”, declaró Carapaz. “Es un sueño por el que he trabajado muchísimo, y un esfuerzo enorme, de mucho tiempo, que ahora está dando resultados”.

Carapaz aventaja ahora a Roglic por siete segundos y a Nibali por 1:47.

La 15ta etapa el domingo es un tramo mayormente llano por los primeros 160 kilómetros, pero tiene tres ascensos en la parte final de la ruta de 232 kilómetros de Ivrea a Como.

El Giro concluye el 2 de junio en Verona.