Jake Elliott convirtió un gol de campo de 48 yardas a 22 segundos del final y los Eagles de Filadelfia aseguraron el primer puesto de la Conferencia Nacional, al imponerse el lunes 19-10 sobre los Raiders de Oakland.

Ronald Darby interceptó un pase de Derek Carr y se escapó 52 yardas hasta la zona de anotación con 54 segundos por jugarse. Sin embargo, los árbitros determinaron que fue tocado por un rival en el piso justo en el lugar donde se apoderó del ovoide.

Desde ahí, Nick Foles encabezó un ataque de 21 yardas con cuatro pases completos en forma consecutiva. Tras un envío incompleto, Elliott consiguió el gol de campo.

En un ataque desesperado, los Raiders intentaron una serie de pases laterales, lo que derivó en un balón suelto. Derek Barnett lo recuperó y anotó.

Los Eagles (13-2) avanzaron al Super Bowl y cayeron 24-21 ante Nueva Inglaterra la última vez que tuvieron la ventaja de locales durante los playoffs, tras la campaña de 2004.

Luego de una temporada con foja de 12-4, los Raiders (6-9) eran candidatos a desafiar a los Patriots por el título de la Americana este año. Sin embargo, han decepcionado y quedaron sin posibilidad matemática de avanzar a los playoffs desde el domingo.

No obstante, jugaron por el orgullo, y casi arruinan la Navidad de Filadelfia.