Jared Donaldson recibió una multa de 5.000 euros (6.200 dólares) por conducta antideportiva tras su furiosa reacción al juez de silla durante su derrota ante Albert Ramos-Viñolas en la primera ronda del Masters de Montercalo.

El estadounidense se enojó con una decisión cuando Ramos-Viñolas sacó con ventaja 3-2, 40-0 en el segundo set el lunes.

Donaldson pensó que el saque salió afuera y apuntó a la arcilla. “Ahí hay una marca”, gritó. Reiteró los gritos al encararse con el juez francés Arnaud Gabas.

Donaldson, quien siguió gritándole a Gabas antes que llegara al supervisor, recibió una advertencia por mala conducta. Perdió 6-3, 6-3.