Un incendio consumió el último piso del estadio de béisbol Quisqueya de Santo Domingo el miércoles por la noche, cuando estaba por comenzar uno de los juegos de la serie semifinal, sin que se reportaran heridos ni víctimas mortales.

El fuego destruyó los palcos preferenciales y el área de prensa, ubicados bajo techo a unos 40 metros de altura, dijo a periodistas el jefe de los bomberos, Rafael del Rosario.

La zona es conocida como “séptimo cielo” y equivale a la altura de un edificio de cinco pisos, detalló Del Rosario.

Aseguró que, dos horas después de que comenzó el siniestro, los bomberos lograron controlar el fuego.

El incendio, cuyas causas no se habían determinado, comenzó cuando estaba por iniciar el partido entre los Leones del Escogido y los Gigantes del Cibao. Debido al incidente, el juego fue suspendido, los asistentes fueron evacuados y la policía estableció un cerco para impedir la llegada de curiosos.

Vitelio Mejía, presidente de la liga local de béisbol, dijo a reporteros que esperará la evaluación de los bomberos y del ministerio de Obras Pública para determinar cuándo se podrá utilizar nuevamente el inmueble.

Recordó que el país cuenta con otros estadios para continuar con la temporada.

El estadio Quisqueya, sede de los Leones del Escogido y de los Tigres del Licey, fue inaugurado en 1955, tiene capacidad para unas 26.000 personas y se le remodeló por última ocasión en 2014, cuando fue dedicado a honrar el ex lanzador de Grandes Ligas Juan Marichal.

La serie semifinal del béisbol dominicano comenzó la víspera con la participación de los equipos Escogido, Licey, Gigantes y Águilas Cibaeñas.