Xavien Howard interceptó un pase y devolvió el balón 30 yardas para una anotación que coronó una estupenda tarde de la defensiva de los Dolphins de Miami, quienes derrotaron el domingo 35-9 a los Broncos de Denver y les endilgaron su octava derrota consecutiva.

Miami logró dos safeties en un encuentro, algo que jamás había ocurrido en la historia de la franquicia. Además, limitó a Denver a una de 13 conversiones en tercer down.

Trevor Siemian, el tercer quarterback titular que han empleado los Broncos en el mismo número de semanas, completó 20 de 42 pases para 219 yardas, con tres interceptados.

Kenyan Drake corrió para 120 yardas por Miami en 23 acarreos. Ambas cifras representaron las mayores de su carrera. Anotó en una escapada de 42 yardas, apenas el segundo acarreo de anotación de los Dolphins en la campaña.

Miami (5-7) no ganaba desde la semana 7. Los Broncos (3-9) van de mal en peor, al ampliar su racha más negativa en 50 años.