Manny Machado si acaso había pasado por la tercera base, y los Dodgers de Los Ángeles ya habían empezado a salir de su cueva. Después de más de cinco horas cargadas de tensión, todos tenían ganas de ponerse a festejar.

Cody Bellinger remolcó la carrera de la victoria con un sencillo en el 13er inning y los Dodgers de Los Ángeles se impusieron el martes 2-1 a los Cerveceros de Milwaukee, para empatar 2-2 la Serie de Campeonato de la Liga Nacional.

Bellinger, quien inició la noche con apenas un hit en 21 turnos en estos playoffs, fue perseguido por sus compañeros hasta el jardín izquierdo. El propio manager Dave Roberts salió a correr para felicitar a su jardinero, que acabó bañado en Gatorade.

“Nos dimos un abrazo efusivo”, dijo Bellinger. “Creo que es la primera vez que me felicitan en el jardín”.

Bellinger envió un lanzamiento de 3-2 del venezolano Junior Guerra (0-1) al jardín derecho para remolcar a Machado, quien se lanzó de cabeza y tocó el plato con la mano izquierda para cerrar un emocionante juego que se prolongó por cinco horas y 15 minutos.

El quinto juego de la serie se disputará el miércoles por la tarde en el Dodger Stadium. Wade Miley abrirá por Milwaukee frente al también izquierdo Clayton Kershaw. La serie regresará a Milwaukee el viernes para un sexto juego.

Con un out, Machado conectó un sencillo a la izquierda y llegó a segunda en un wild pitch de Guerra. Con la primera base abierta y el cubano Yasmani Grandal esperando para batear, los Cerveceros eligieron lanzarle a Bellinger, y les salió caro.

"Sinceramente, no pensé que fuese a lanzarme un strike", dijo Bellinger. "Cuando me di cuenta de que me estaba atacando, intenté poner la bola en juego y esperar encontrar un hueco esta vez”.

El manager de Milwaukee Craig Counsell dijo: "Pensé que valía la pena correr el riesgo de intentarlo con Bellinger, y si el turno de bateo pasa a Grandal, le damos boleto a Grandal".

Bellinger, quien había entrado al juego como bateador emergente en el sexto episodio, protagonizó también la jugada defensiva del encuentro. Se lanzó sobre la barriga al piso para atrapar un hit de Lorenzo Cain al inicio del 10mo inning, abriendo los brazos y deslizándose como un ángel de nieve por el jardín derecho.

"No he estado mucho por ahí, pero jugué un poco en el jardín derecho en las menores así que fue algo natural para mí”, explicó Bellinger. "La vi en el aire así que intenté correr y agarrarla”.

Ambos equipos utilizaron a todos sus jugadores de posición y desperdiciaron numerosas oportunidades. Los Ángeles recurrió a todo su bullpen.

Los Dodgers fueron víctimas de 17 ponches, todos contra relevistas de Milwaukee, y acumulan 49 en la serie. Los Cerveceros abanicaron a rivales en 15 ocasiones.

Los Ángeles puso el 1-0 en la pizarra con un sencillo remolcador de Brian Dozier en el primer lanzamiento que tuvo de Gio Gonzalez, quien se marchó del juego en el segundo inning tras torcerse un tobillo al fildear un sencillo al cuatro del cubano Yasiel Puig. Los Cerveceros empataron en el quinto gracias a un doble remolcador del bateador emergente dominicano Domingo Santana.

La victoria fue para el relevista mexicano de los Dodgers Julio Urías (1-0), quien lanzó una entrada con un hit y un ponche. Guerra cargó con la derrota luego de conceder dos hits y la carrera definitiva en tres episodios y dos tercios en la lomita.

Por los Cerveceros, los venezolanos Jesús Aguilar de 5-1; Manny Piña de 2-1; Orlando Arcia de 5-1, con una anotada; Junior Guerra de 1-0. El curazoleño Jonathan Schoop de 5-0. Los dominicanos Freddy Peralta de 1-0; Domingo Santana de 1-1, con una remolcada.

Por los Dodgers, El puertorriqueño Enrique Hernández de 2-0. Los cubanos Yasiel Puig de 3-1; Yasmani Grandal de 1-0.