El serbio Novak Djokovic, defensor del título, escapó del preciosista juego del suizo Stanislas Wawrinka para vencerle por 1-6, 7-5, 6-4, 6-7 (5) y 12-10 y avanzar a los cuartos de final del Abierto de Australia por sexta vez consecutiva.

Es realmente difícil encontrar palabras para describir lo que hemos sentido esta noche

El serbio perdía por 6-1 y 5-2 ante Wawrinka, que se había hecho con el primer parcial en solo 25 minutos, en una tremenda demolición, con solo tres errores no forzados, desmadejando el juego del número uno del mundo, al que rompió el servicio cinco veces.

La reacción de Djokovic fue brutal. No solo no se hundió, sino que ganó seis juegos consecutivos para anular la efectividad del suizo y controlar luego el partido, ante el desmoronamiento de su rival, incapaz ya de conectar su espectacular revés a una mano con la eficacia de antes. Unos masajes en la pierna derecha antes del desempate obraron milagro en el suizo, que se impuso en un desempate colosal en el que recuperó toda su magia. Con el cuarto set en el bolsillo, "Stan" rompió el servicio de "Nole" en los comienzos del quinto, pero lo perdió a continuación.

En el noveno juego, Wawrinka tuvo su oportunidad de oro, disfrutó de tres puntos de rotura, pero los desperdició, y este parcial se fue hasta los 103 minutos, con ambos jugadores tocados, Stanislas con evidentes calambres y Nole con estiramientos. Fue el serbio, pero a la tercera bola de partido, cuando logró el triunfo en un punto soberbio.

Solo cinco horas

El serbio señaló al finalizar y a pie de pista que su cuerpo estaba bien, porque "solo habían sido cinco horas" de lucha. Recordando que en la final del pasado año venció al español Rafael Nadal en cinco horas y 53 minutos, la final más larga del Grand Slam, Djokovic quiso así dar un toque de humor al mejor partido, el más duro y hasta ahora más largo en el torneo.

"Es realmente difícil encontrar palabras para describir lo que hemos sentido esta noche", añadió el serbio. "También él ha merecido ser el ganador de este partido", dijo Djokovic, que acabó ganando 209 puntos, por 207 de su rival, tras algo más de cinco horas de lucha.

"Esto me recuerda lo que sucedió hace doce meses con Rafa. Gracias por estar ahí hasta tan tarde, habéis hecho de este partido algo muy especial", dijo el serbio al público que se rindió con sus palabras. "No esperaba que tanta gente permaneciera ahí y ojalá hayáis disfrutado tanto como nosotros", añadió.