Los fiscales de Florida decidieron no presentar cargos de violencia doméstica contra el linebacker de los Redskins de Washington, Reuben Foster, aunque la NFL continúa revisando el asunto.

El miércoles, los fiscales de Tampa presentaron una notificación de la terminación del proceso. El aviso dice que el cargo menor por agresión en primer grado se desestima, por lo que no hay necesidad de que Foster comparezca en una audiencia futura ante la corte.

Los fiscales concluyeron que no había suficientes evidencias para presentar cargos contra Foster luego de una “revisión meticulosa sobre los hechos del caso”, dijo Estella Gray, directora de comunicaciones de la fiscalía del estado.

Gray no ofreció más comentarios al respecto.

“Tomamos las acusaciones de violencia doméstica muy seriamente e investigamos a fondo este caso”, señaló Gray en un correo electrónico enviado a The Associated Press.

El portavoz de la NFL, Brian McCarthy, dijo el jueves que la liga monitoriza todos los hechos en el asunto, que continúa bajo revisión. Actualmente, Foster se encuentra en la lista de exenciones del comisionado, lo que significa que no puede jugar ni entrenar.

La liga todavía podría decidir la imposición de un castigo a Foster, aunque haya sido absuelto por el sistema judicial.

Foster fue detenido en el hotel donde se hospedó con los 49ers de San Francisco en Tampa antes del partido contra los Buccaneers en noviembre, y fue encarcelado durante la noche luego de un incidente que involucró al linebacker y a una policía identificada como la misma mujer que lo acusó de haberla golpeado en febrero. Posteriormente, la mujer se retractó de las acusaciones.

La mujer, Elissa Ennis, dijo el mes pasado en el programa televisivo “Good Morning America” que modificó su relato porque amaba al deportista.

Los Redskins adquirieron los servicios de Foster luego de que los 49ers lo dieron de baja. Dirigentes de Washington dijeron que habían hablado con sus excompañeros de la Universidad de Alabama sobre el jugador de 24 años antes de tomar la decisión de firmarlo. El equipo declinó comentar cuando le preguntaron sobre la desestimación del cargo contra Foster.

A Foster le quedan dos años en su contrato de novato luego de que San Francisco lo seleccionó en la primera ronda del draft de 2017.