Deportivo Cali y América desde julio jugarán sin público

Deportivo Cali y América de Cali a partir de julio jugarán sus partidos como locales a puerta cerrada por decisión de la alcaldía de Cali, a consecuencia de las acciones violentas de sus barras...

Deportivo Cali y América de Cali a partir de julio jugarán sus partidos como locales a puerta cerrada por decisión de la alcaldía de Cali, a consecuencia de las acciones violentas de sus barras bravas en un encuentro esta semana.

La medida se suspenderá cuando los equipos y la liga profesional Dimayor presenten un sólido plan de seguridad.

Hinchas de los clubes se enfrascaron en peleas y desórdenes el miércoles por la noche antes, durante y después de un encuentro por la Copa Colombia. Los disturbios dejaron un saldo de 30 heridos y 85 detenidos, según las autoridades.

"A partir del primero de julio del presente año se prestará el estadio Pascual Guerrero exclusivamente para partidos de fútbol a puerta cerrada, sin asistencia de público”, anunció el jueves por la noche el secretario de Seguridad y Justicia de Cali, Juan Pablo Paredes. Agregó que la medida seguirá vigente hasta que los equipos y la Dimayor presenten un plan “que incluya seguridad física para el estadio, seguridad electrónica, específicamente identificación biométrica de los asistentes y la carnetización (documento de identificación) de las barras".

Una vez se reabran el estadio, la alcaldía no permitirá el ingreso de barras de los equipos visitantes, ni banderas, orquestas y otros objetos.

“Las barras entrarán sin nada en las manos", precisó Paredes.

La Dimayor por su lado dispuso un veto informativo contra los partidos de dos clubes de la ciudad de Cali, programados para el fin de semana. Los duelos correspondientes a la última fecha de la campaña regular del torneo Apertura no serán transmitidos por la televisión o la radio, ni cubiertos por los medios escritos.

"No habrá forma de que estos partidos estén en la retina de ningún hincha", señaló el presidente de la liga Jorge Perdomo.

El dirigente aclaró el viernes que no se trata de una medida contra la prensa, y pidió su colaboración en la acción encaminada a tratar de contener la violencia en el balompié local.

"Este es un mensaje que intentamos enviar (a los equipos y barras) y pedimos el respaldo de los medios de comunicación para que se entienda que no toleramos la violencia", dijo a Blu Radio de Colombia.

Deportivo Cali recibirá a Millonarios de Bogotá sin hinchas ni medios, mientras que América visitará a Atlético Bucaramanga y sus barras no serán admitidas.

Los dos equipos caleños jugarán a puerta cerrada tres choques por la Copa Colombia y dos del torneo Apertura.

La alcaldía pidió el viernes a las barras Barón Rojo Sur (América) y Frente Radical Verdiblanco (Deportivo Cali) que presenten excusas públicas a los habitantes de la ciudad por lo sucedido.