Cannavaro, Isinbáyeva, Cassano... deportistas famosos con discursos homófobos

  • Isinbáyeva: "En Rusia vivimos hombres con mujeres y mujeres con hombres".
  • Justin Fashanu, futbolista inglés homosexual, se suicidó en 1998 tras sufrir el desprecio de familiares y aficionados.
  • Otros deportistas, como el futbolista Manuel Neuer, se han manifestado a favor de los deportistas gays.
  • Tenistas como Martina Navratilova o Billie Jean King fueron y son grandes adalides de los derechos de la comunidad LGTB.
Fabio Cannavaro, Yelena Isinbáyeva y Antonio Cassano, polémicos por sus declaraciones homófobas.
Fabio Cannavaro, Yelena Isinbáyeva y Antonio Cassano, polémicos por sus declaraciones homófobas.
ARCHIVO

La homosexualidad se encuentra con barreras en numerosos ámbitos de la vida y la sociedad. Tal y como Yelena Isinbáyeva recordó en los Mundiales de Moscú (pese a que luego rectificó), son muchos los deportistas que muestran una actitud abiertamente negativa hacia las relaciones entre personas del mismo sexo.

El fútbol, un deporte eminentemente masculino, es uno de los más beligerantes ante la homosexualidad. Hay muchos ejemplos, como el del delantero italiano Antonio Cassano, que durante la concentración de su selección en la pasada Eurocopa de 2012, mostró su deseo de que no hubiera homosexuales entre sus compañeros de banquillo: "si digo lo que pienso se monta un follón. ¿Si hay maricones en el vestuario? Es un problema de ellos y no me afecta. Pero yo espero que no... Lo dejo así, si no, ya sabes, vienen los ataques de todas partes".

Espero que no haya maricones en el vestuario

Otro italiano, el exjugador del Real Madrid Fabio Cannavaro, aseguró en 2009 que estaba en contra de los matriminios entre homosexuales: "No, soy italiano", dijo al Corriere della Sera. Poco después, el entonces seleccionador transalpino Marcello Lippi, afirmó que "en 40 años de profesión nunca he conocido a un futbolista gay".

En cambio, hay futbolistas que sí han mostrado su apoyo al colectivo LGTB, como el portero alemán Manuel Neuer, que hace un par de años declaró en la revista alemana Bunte que "quien sea homosexual (en el mundo del deporte) debería decirlo, ya que alivia".

Son pocos los casos de deportistas de élite que declaran su condición sexual. Uno de los primeros casos que se dio en el mundo del fútbol fue el del futbolista inglés de origen nigeriano Justin Fashanu, que en 1990 admitió ser gay y sufrió el desprecio de aficionados, compañeros, entrenadores e incluso de su propio hermano. Ocho años después, se suicidó tras ser acusado, injustamente, de abusar de un menor.

Más recientemente, el joven futbolista estadounidense Robbie Rogers declaró su homosexualidad y anunció su retirada, si bien meses después reconsideró su decisión y regresó a los terrenos de juego para fichar por Los Angeles Galaxy.

Homosexualidad en el tenis

El tenis femenino ha sido también un constante caldo de cultivo de rumores y certezas acerca de la condición sexual de las tenistas. En este apartado hay que destacar un nombre, el del Billie Jean King. Esta jugadora estadounidense salió del armario en 1981 y desde entonces no ha dejado de trabajar en pos de los derechos del colectivo LGTB. Por su trabajo, en 2009 fue condecorada por el presidente Obama con la Medalla de la Libertad.

Otra tenista estadounidense (de origen checo), Martina Navratilova, también admitió ser lesbiana a principios de los 80 y como King, es una de las abogadas de los derechos homosexuales por todo el mundo. Y no son las únicas. La francesa Amelie Mauresmoreconoció públicamente su homosexualidad a los 19 años, tras perder la final del US Open.