David Beckham está negociando ser dueño de una franquicia de fútbol en Estados Unidos

  • Invertiría 25 millones de dólares para llevar a cabo su proyecto.
  • Miami es una de las posibles ubicaciones del nuevo equipo del inglés.

Pocos días después de que David Beckham anunciara su retirada de los terrenos de juego, ya se vislumbra el futuro de su carrera profesional. Según la BBC, el ya exfutbolista inglés está negociando la compra de una de las franquicias de la liga estadounidense de fútbol (MLS).

La MLS, al igual que la NBA o la NFL, funciona mediante el sistema de franquicias o concesiones: existe un organización que admite a sus participantes bajo la condición de que cumplan determinados aspectos económicos o de patrocinio. Beckham, que llegó como jugador a Los Angeles Galaxy en 2007, ya incluyó en su contrato una cláusula que expresaba su deseo de adquirir una franquicia tras su retirada.

Ha habido conversaciones preliminares con sus consejeros

El vicepresidente ejecutivo de comunicaciones de la MLS, Dan Courtemanche, declaró a la BBC que "ha habido conversaciones preliminares con sus consejeros". Courtemanche añade que "en algún momento, (Beckham) ejercerá esa opción y podremos avanzar en el proceso de asegurarnos de qué es lo que mejor se adapte a David y a la MLS".

Destino Florida

Actualmente, la MLS cuenta con 19 equipos y la organización tiene previsto incorporar uno más, en principio en Nueva York, y por cuya propiedad puja el jeque Mansour bin Zayed Al-Nahyan, propietario del Manchester City. La BBC adelanta que el contrato de Beckham excluía la posibilidad de que su franquicia se instalara en Nueva York y apunta a Miami como posible localización del equipo del Beckham, habida cuenta de que en la actualidad, no hay ningún equipo en el sudeste de Estados Unidos.

El precio que Beckham está dispuesto a pagar por una franquicia de la MLS es de 25 millones de dólares, según el medio británico.