El renovado Cruz Azul procurará ratificar las gratas sensaciones que dejó en su presentación en el torneo Apertura mexicano cuando visite a Chivas el sábado, en el choque que se roba los reflectores por la segunda fecha del campeonato.

La Máquina, con 10 rostros nuevos en su nómina respecto al torneo anterior, además de un nuevo presidente deportivo, se estrenó con un triunfo de 3-0 sobre el Puebla el fin de semana pasado. Ese fue su primer partido como local en el estadio Azteca en 22 años y aunque aún el torneo es muy joven, sus aficionados comienzan a soñar con un título de liga que se les ha negado desde el Invierno 97.

Aunque es considerado uno de los cuatro equipos más populares del país, Cruz Azul apenas ha clasificado a una de las últimas ocho liguillas por el título.

"Empezamos bien pero no ganamos nada y ya debemos pensar en el siguiente partido", dijo el entrenador Pedro Caixinha. "Queremos mantenernos arriba porque un equipo como Cruz Azul debe estar en los primeros lugares y en lo más alto, disfrutamos pero hay que pensar en Chivas".

El Guadalajara es la otra cara de la moneda.

Por falta de recursos económicos, el Rebaño Sagrado dejó ir a tres jugadores que fueron pilares en la conquista del título de la Liga de Campeones de la CONCACAF y también se quedó sin el entrenador argentino Matías Almeyda, quien dejó al equipo por diferencias con la dirigencia sobre el armado del plantel.

Chivas contrató al paraguayo José Cardozo para relevar a Almeyda. Si bien no desentonaron en la primera fecha, el equipo terminó con una derrota ante Tijuana.

"No me preocupa que Cruz Azul tenga más dinero que nosotros porque nunca he visto a un saco de billetes haciendo goles", dijo Cardozo. "No me importa cuánto hayan comprado, eso es su problema y los felicito por poder comprar pero al final no se ve en el campo cuánto cuestan los jugadores".

Cruz Azul doblegó 3-1 a Chivas la temporada pasada y no pierde en Guadalajara desde el Apertura 2016.

Además de Cruz Azul, otro equipo que llega a la segunda fecha con una sonrisa en el rostro por su buen inicio es Pumas, que tendrá una dura prueba para ligar triunfos porque se mide a un Necaxa que también viene de ganar.

Los universitarios, que doblegaron 2-0 al Veracruz, no han podido superar a los Rayos en sus últimos tres enfrentamientos.

"Siempre será bueno iniciar con el pie derecho, pero aquí las expectativas son altas y queremos ser congruentes, hay que ir partido a partido", dijo el entrenador David Patiño. "El compromiso del equipo fue patente pero debemos mantener para conseguir la meta".

Necaxa también debutó con buen pie al vencer 2-1 al América, que intentará levantar cabeza el sábado como local ante el Atlas.

Las Águilas, afectadas por lesiones y ausencias de seleccionados nacionales juveniles, no inician un torneo con dos reveses desde el Clausura 2017, cuando los dirigía el argentino Ricardo La Volpe.

"Cuando juegas un mal partido no se toman las cosas con calma. Hay que pensar que estamos empezando el torneo, pero no con calma, hay que jalar algunas orejas", dijo el entrenador Miguel Herrera tras el revés con los Rayos.

En otros encuentros: Morelia-Santos, Querétaro-Pachuca, Lobos-Veracruz, Tigres-Tijuana y León-Monterrey.