Siempre que los Cowboys y Redskins se encuentran en el emparrillado, el orgullo está en juego. El domingo en el FedEx Field, sin embargo, también está en disputa la cima del Este de la Conferencia Nacional.

Uno de los duelos clásicos de la NFL decidirá, al menos temporalmente, quien finaliza la séptima semana al frente de la división. Pero también puede ser el trampolín para cualquiera de estos dos equipos en su anhelado camino hacia la consistencia.

Ninguno ha hilvanado triunfos en la actual temporada, pero ambos vienen de sumar victorias. Inevitablemente, la tendencia llegará a su fin el domingo, y el que resulte ganador podría tomar impulso hacia la segunda mitad del calendario. Los Redskins no enfrentan a un solo equipo con marca actual por encima de .500 el resto de la campaña, mientras que los rivales de Dallas tienen un porcentaje colectivo actual de .446. Es buen momento para generar algo de ímpetu.

Ambos equipos tienen las mismas fortalezas y debilidades.

Tanto Cowboys como Redskins han tenido problemas para anotar puntos, pero se mantienen en la pelea, en parte gracias a la inconsistencia dentro de la división. Otro factor son sus defensivas, especialmente contra el ataque terrestre, en donde se ubican en séptimo y sexto lugar, respectivamente.

Los Cowboys (3-3) vienen de ganar los últimos cuatro enfrentamientos en la rivalidad, y de una exhibición de 40-7 sobre los Jaguars la semana anterior. Pero se han mostrado como un equipo completamente distinto fuera de casa: apenas 12,3 puntos por juego en sus tres partidos como visitante, todas derrotas.

Para Dallas será fundamental darle libertad al running back Ezekiel Elliott, quien llega al encuentro como el segundo mejor corredor de la NFL con 586 yardas y 120 yardas totales en promedio en sus últimos tres enfrentamientos ante Washington. Desde que Elliott llegó a la NFL para la temporada 2016, Dallas tiene marca en temporada regular de 8-1 cuando él lleva el balón al menos 25 veces por tierra.

Para Washington también resulta fundamental el ataque por tierra que encabeza el veterano Adrian Peterson, como lo demuestra el hecho de que en sus tres victorias acumulan 160 yardas terrestres en promedio a cambio de 52 por partido en cada una de sus dos derrotas de la campaña.

___

SAINTS-RAVENS

El quarterback de los Saints Drew Brees es uno de los pasadores más laureados en la historia de la NFL. La semana pasada, se convirtió en el quarterback con más yardas en los anales de la liga, está a un pase de touchdown de alcanzar los 500 y tiene un anillo de Super Bowl. El domingo buscará una de las pocas cosas que le faltan por conquistar: un triunfo ante los Ravens de Baltimore.

En cuatro inicios ante los Ravens en su carrera, Brees tiene 8 pases de touchdown a cambio de siete intercepciones. A pesar de que los Saints presumen el ataque más productivo de la NFL, la prueba del domingo no promete ser sencilla.

Los Ravens (4-2) se soltaron con 11 sacks en la blanqueada 21-0 sobre los Titans. Han admitido apenas 36 puntos en sus últimos cuatro partidos, posicionándose como la mejor defensiva de la NFL, con apenas 12,8 puntos y 270,8 yardas por encuentro. Tendrán las manos llenas si quieren continuar con esa serie de resultados ante un equipo que encabeza a la NFL con 36 puntos anotados por encuentro y solo ha permitido ocho capturas en lo que va de temporada.

___

La séptima semana comenzó el jueves con la paliza 45-10 que los Broncos (3-4) propinaron en su visita a los Cardinals (1-6).

La jornada continua el domingo con los siguientes enfrentamientos: Titans (3-3) contra Chargers (4-2) en el estadio Wembley de Londres; Patriots (4-2) en Chicago (3-2); Bills (2-4) en Indianápolis (1-5); Lions (2-3) en Miami (4-2); Vikings (3-2-1) en N.Y. Jets (3-3); Panthers (3-2) en Filadelfia (3-3); Browns (2-3-1) en Tampa Bay (2-3); Texans (3-3) en Jacksonville (3-3); Rams (6-0) en San Francisco (1-5); y Bengals (4-2) en Kansas City (5-1).

Y concluye el lunes con la visita de los Giants de Nueva York (1-5) a Atlanta (2-4). Los Packers (3-2-1), Raiders (1-5), Steelers (3-2-1) y Seahawks (3-3) tienen su semana de descanso.