Randy Gregory, defensive end de los Cowboys de Dallas, Randy Gregory, quien estuvo suspendido toda la temporada pasada por múltiples violaciones a la política de sustancias prohibidas de la NFL, fue reinstalado el martes.

Gregory puede integrarse la próxima semana al campo de entrenamiento de los Cowboys en California y será elegible para jugar siempre que continúe cumpliendo los términos de su reinstalación, informó la liga. El equipo reporta en Oxnard el 24 de julio, dos días antes de su primera práctica.

La NFL indicó que Gregory era elegible de inmediato para acudir a juntas, trabajo de acondicionamiento y “actividades similares” y podrá participar en entrenamientos y juegos una vez que “se confirmen los arreglos respecto a los recursos clínicos de Gregory en Dallas”.

Gregory, de 25 años, jugó por última vez en el partido final de la temporada regular de 2016, en donde registró la primera captura de su carrera para culminar su segunda campaña. Fue suspendido antes de la derrota de Dallas ante Green Bay en los playoffs, su tercera suspensión de la temporada.