Los astros marfileños que militan en las ligas europeas resintieron el calor del norte de Gabón, y el campeón defensor de la Copa Africana de Naciones debió resignarse el lunes a un empate sin goles frente a Togo, una nueva sorpresa en la primera fecha de este certamen.

Y los resultados inesperados continuaron en el segundo duelo de la jornada, en el que Congo superó 1-0 a Marruecos. Congo, una selección que hace apenas dos días se declaró en huelga y se negó a entrenar, terminó prácticamente con nueve jugadores en la cancha, pero como puntero del Grupo D.

Costa de Marfil generó poco ante Togo, que aplicó una eficaz estrategia defensiva en lo que fue el primer cotejo del Grupo C, realizado en la localidad de Oyem, enclavada en la jungla.

Cuatro de los primeros seis partidos de esta Copa Africana han terminado en empate. Argelia, considerada favorita junto con Costa de Marfil, empató 2-2 ante Zimbabue, un equipo que no se había clasificado para el torneo en más de una década.

Además, Gabón no pudo imponerse a Guinea Bissau, una selección debutante en la copa, en el partido inaugural.

"Después del Argelia-Zimbabue y del Gabón-Guinea Bissau teníamos mucha cautela", dijo el técnico marfileño Michel Dussuyer. "Pero todavía nos restan dos encuentros (de la fase de grupos), así que tenemos confianza".

Senegal y Congo son los únicos equipos que han ganado en lo que va del torneo.

Los congoleños lo consiguieron con un tanto de Junior Kabananga a los 55 minutos, tras un error del arquero marroquí Monir el-Kajoui. Lomalisa Mutamba fue expulsado a los 81 y Congo jugó durante unos siete minutos con nueve jugadores, por lesión de su capitán Gabriel Zakuani a los 83, cuando el equipo no tenía ya cambios disponibles.

Renqueante, Zakuani regresó en los descuentos.

La victoria cambió el ánimo de la selección congoleña, cuyos jugadores no entrenaron el viernes ni el sábado, tras asegurar que no se les habían pagado sus bonos por el torneo.