Partidarios de la legalización de apuestas deportivas en New Jersey y varios otros estados se quedaron sin decisión el martes cuando la Corte Suprema aplazó un fallo sobre si considerará o no la apelación del estado de un veto federal.

La corte invitó al procurador general a presentar un sumario a nombre del gobierno, lo que significa que la decisión pudiera tomar varios meses más.

Se esperaba que la Corte Suprema incluyese el caso de las apuestas deportivas en su anuncio el martes sobre las causas que considerará este año.

New Jersey apela una ley federal de 1992 que restringe las apuestas deportivas a Nevada y otros tres estados que ya tenían aprobado algún tipo de apuestas.

En sumarios recientes ante el máximo tribunal, abogados representando al estado argumentaron que la ley federal viola la constitución al prevenir que estados promulguen sus propias leyes.

Varios estados, incluyendo Mississippi, West Virginia, Arizona, Louisiana y Wisconsin, se han sumado a la gestión de New Jersey.

El presidente electo Donald J. Trump no ha nombrado un nuevo procurador general, pero cuando asuma la presidencia el viernes va a ser el primer presidente estadounidense en haber poseído casinos.

En una entrevista en el 2015 con Fox Sports 1, Trump dijo que no se opondría a apuestas deportivas "porque está sucediendo de todas formas".

El gobernador de New Jersey, el republicano Chris Christie, ha encabezado el esfuerzo de legalización en un intento por usar ingresos de apuestas deportivas para fortalecer las vapuleadas fortunas de las industrias de casinos y carreras hípicas en el estado.