Giannis Antetokounmpo consiguió 23 puntos, incluida la dudosa anotación del triunfo a 1,3 segundos del final, y los Bucks de Milwaukee se impusieron el viernes 97-95 al Thunder de Oklahoma City, al que rompieron una racha de seis triunfos.

Las repeticiones muestran con claridad que Antetokounmpo se salió de la cancha pero los jueces Derek Stafford, Ben Taylor y Leon Wood rehusaron revisar la jugada después de que sonara la chicharra del final del partido a pesar de las peticiones del entrenador del Thunder, Billy Donovan, y varios de sus jugadores.

“Cualquier jugada para revisar es marcada con un silbatazo en la cancha”, declaró Stafford. “Como no se silbó no pudimos revisarla”, agregó.

Donovan declaró que el juez le indicó que no podían revisar la jugada.

“A mí las cosas me parecen totalmente distintas”, señaló Donovan. “La liga y las autoridades respectivas tienen que abordar el asunto. Eso es lo que está bajo su control o no lo está. Me preocupa más que no jugamos bien en el primer cuarto. Hubo aspectos en los que tenemos que mejorar”, apuntó.

“Obviamente se salió de la cancha. Todo mundo lo sabe. Personalmente no tuve la oportunidad de ver la repetición. Intenté pedir la revisión. Ellos no pudieron revisarla pero eso ellos y la liga tendrán que enfrentar el asunto. Creo que el aspecto en el que intento concentrarme es ¿qué debemos hacer para mejorar”, señaló.

Antetokounmpo dijo que no había visto aún la repetición y que no se dio cuenta si se salió de la cancha.

“Él tenía la pelota para jugarla él mismo o pasarla a otro compañero, hicimos lo correcto”, declaró el entrenador de Milwaukee, Jason Kidd, en referencia a la canasta de Antetokounmpo.

Russell Westbrook fue el mejor jugador de Oklahoma City con 40 puntos, 14 tableros y 9 asistencias. El Thunder tenía foja de 11-3 en diciembre antes del partido del viernes, en el que no contó con su astro Paul George, quien tiene una dolencia en la rodilla izquierda.

Khris Middleton logró 20 unidades y John Henson 18 para los Bucks, que completó una barrida en noches consecutivas sobre los dos principales equipos de la División Noroeste.