Ryan Grigson gastó decenas de millones de dólares en la agencia libre, en un intento por convertir a los Colts de Indianápolis en un contendiente al título de la NFL.

La mayoría de esas fuertes inversiones fracasó, y el que pagó el precio fue Grigson, quien fungía como gerente general por primera vez en su vida.

El sábado, el dueño de los Colts, Jim Irsay, despidió a Grigson luego de cinco años de altibajos que culminaron cuando Indianápolis no avanzó a los playoffs en temporadas consecutivas por primera vez desde 1997-98.

"Fue una decisión difícil, considerada cuidadosamente y al final es la decisión correcta para los Colts", sostuvo Irsay.

Al principio, Grigson era considerado un genio.

Tuvo un gran acierto en sus primeras cuatro selecciones en el draft —el quarterback Andrew Luck, los tight ends Coby Fleener y Dwayne Allen, así como el wide receiver T.Y. Hilton. Implementó una serie de astutas y económicas medidas para lograr uno de los mayores repuntes en la historia de la liga.

Pero luego llegaron errores costosos, como el reclutamiento de Bjoern Werner en la primera ronda de 2013, el canje de una selección de primera ronda por Trent Richardson en 2014 o el confiar a un grupo de veteranos y sobrevaluados agentes libres sus aspiraciones al Super Bowl en 2015. Los fanáticos se pusieron nerviosos e Irsay no tuvo más opción.

Fue extraño el momento en que se anunció la decisión, casi tres semanas después del fin de la temporada regular. Muchos pensaban que el retraso significaba que Grigson y el entrenador en jefe Chuck Pagano estaban a salvo.

Ambos acordaron contratos en enero pasado, que se suponía los mantendrían juntos hasta la campaña de 2019.

Trece meses después, Grigson es destituido y parece que Pagano tendrá para la próxima temporada un nuevo gerente general.

"Él es nuestro entrenador para 2017", confirmó Irsay. "Espero que sea nuestro entrenador por muchos años por venir".

Durante la espera, se especuló mucho sobre los posibles reemplazos de Pagano y Grigson.

Irsay explicó que el vicepresidente de operaciones deportivas del equipo, Jimmy Raye III, será entrevistado para el puesto. No mencionó a nadie más.