Al borde del despido en dos ocasiones por los malos resultados, el entrenador colombiano Leonel Álvarez consagró el domingo a Cerro Porteño como campeón del torneo Clausura de la primera división del fútbol paraguayo.

El club conquistó su 32do cetro desde 1912, gracias a un triunfo por 3-2 sobre Sol de América en la última fecha de la campaña.

"No es fácil salir campeón en Paraguay porque los adversarios son muy duros y no siempre nuestros planes pudieron desarrollarse en la cancha como quisiéramos", dijo Álvarez, de 52 años.

Álvarez, quien como futbolista fue compañero de figuras notables de la selección colombiana como René Higuita, Faustino Asprilla y Carlos Valderrama, destacó "la valentía de los jugadores para no bajar la guardia en momentos difíciles".

Recordó que su campaña fue de 14 triunfos, tres empates y cuatro derrotas pero estuvo "en una posición de incomodidad cuando perdimos partidos clave hacia el título de campeón".

Álvarez hizo en Paraguay su primera experiencia como director técnico fuera de su país.

El cuadro cerrista clasificó a la Copa Libertadores del año próximo junto a Libertad, campeón del certamen Apertura, y Guaraní, el equipo que más puntos acumuló en ambos campeonatos. Olimpia ingresó a la etapa preliminar de la Copa Libertadores.

Al cerrarse la temporada, los demás resultados fueron: Capiatá 1, Olimpia 2; Nacional 2, Libertad 0; Trinidense 2, Luqueño 4; Independiente 0, Rubio Ñu 0; General Díaz 5, Guaraní 2.

Para la Copa Sudamericana se clasificaron Sol de América, Luqueño, Nacional y General Díaz.