Colombia vence a Senegal con gol de Mina y se clasifica

Yerry Mina ganó otra batalla en los aires, una que aseguró la presencia de Colombia en la segunda etapa de la Copa Mundial.El segundo gol de cabeza del gigante Mina en el torneo decretó la victoria...

Yerry Mina ganó otra batalla en los aires, una que aseguró la presencia de Colombia en la segunda etapa de la Copa Mundial.

El segundo gol de cabeza del gigante Mina en el torneo decretó la victoria el jueves por 1-0 ante Senegal, con la que los sudamericanos consiguieron el boleto a octavos de final como primeros de su grupo.

No fue la mejor Colombia. Esta fue una versión más opaca del equipo que venía de darle un repaso 3-0 a Polonia.

Acusaron mucho la baja por lesión de James Rodríguez, recién a la media hora, con lo que perdieron dinámica.

Pero se las arreglaron para contener el empuje de Senegal. También contaron con la habilidad de Mina, su defensor central de 23 años, para el juego aéreo.

Mina, autor también del cabezazo que abrió la cuenta en el triunfo sobre Polonia, saltó por encima de los defensores senegaleses en busca de un tiro de esquina a los 74 minutos y anotó con un frentazo abajo.

"Tuvimos momentos muy preocupantes, sobre todo en el primer tiempo, con una Senegal que tuvo una muy buena actuación", dijo el entrenador de Colombia, José Pekerman.

De una difícil primera temporada con el Barcelona, donde jugó poco tras llegar durante el mercado de invierno, se ha reivindicado en el Mundial. Su fuerza física fue fundamental para una Colombia que perdió a su cerebro cuando James fue sustituido.

"Cada vez que voy al ataque voy convencido (por el gol)", dijo Mina.

Colombia tuvo un debut nefasto al perder 2-1 con Japón después de sufrir una expulsión apenas comenzado el partido. Pero pudieron recuperarse ante Polonia gracias a las prestaciones de James.

La victoria en la Arena de Samara dejó a Colombia como primera del Grupo H con seis puntos. Lo acompaña a octavos de final Japón, que finalizó empatado en todo con Senegal, pero acumuló menos tarjetas amarillas. Polonia ocupó el cuarto puesto con tres puntos, uno menos que japoneses y senegaleses.

"Es la ley del fútbol. No nos hemos clasificado porque hemos tenido más tarjetas amarillas que Japón, pero estoy orgulloso de mis chicos" dijo el técnico de Senegal, Aliou Cisse al ser preguntado si era decepcionante ser el primer equipo en despedirse por la regla del juego limpio.

"Nos hubiera gustado salir de otra forma...pero así es el futbol".

La última presentación de Senegal en un Mundial fue en 2002, pero marcó una época, cuando una selección conformada por casi desconocidos avanzó a cuartos de final. Ninguna de las cinco selecciones africanas que vinieron a Rusia pudieron superar la primera fase.

Colombia enfrentará a Inglaterra en octavos el próximo martes en el estadio Spartak de Moscú.

Los colombianos buscan repetir su histórica actuación protagonizada en Brasil hace cuatro años, cuando alcanzaron los cuartos de final.

"Esto aquí no termina", proclamó Mina.

Desde el principio, los gritos de aliento de los hinchas de Colombia que tapizaron amarillo el estadio competían con el redoblar de los tambores senegaleses.

Aunque Colombia atacaba, le costaba mantener la posesión de la pelota, y sufrió rápidos ataques senegalenses liderados por el delantero Sadio Mané del Liverpool inglés.

El caos pareció intensificarse cuando Colombia se quedó sin James en el primer tiempo, aparentemente resentido de la sobrecarga muscular que le impidió jugar de entrada en el debut ante Japón. El goleador del Mundial de Brasil 2014 salió cabizbajo directo hacia los camerinos, aunque después regresó al banco para alentar a su equipo.

La fortuna también sonrió a Colombia cuando el VAR anuló un penal que había concedido el árbitro serbio Milorad Mazic a poco de comenzado el partido, por una presunta falta de Davinson Sánchez adentro del área. El video indicó que el defensor fue a la pelota.

A Senegal le bastaba empatar para clasificarse y no forzó demasiado las cosas. Pero impuso de entrada su potencia física y no permitió a Colombia hacer su juego. El estado disminuido de James seguramente incidió para que el conjunto cafetero no lanzase casi ataques.

"El partido estaba muy difícil porque no podíamos mantener el balón en mitad de campo en mejores condiciones…nos costó”, reconoció Pekerman.

Luis Muriel ingresó por James y Colombia ganó en lo físico para equilibrar más el partido.

El arquero David Ospina preservó la victoria al contener un remate bajo en forma arrojada, exponiendo su físico ante M'Baye Niang.

"Tratamos de dar todo por mis compañeros, por la selección, por mi país", dijo Ospina. "Siempre trato de estar muy atento cuando me necesiten".

Casi sobre el final, Falcao fue reemplazado y le entregó la cinta de capitán a Carlos Sánchez, quien reapareció tras cumplir la suspensión de un partido por su expulsión ante Japón.

"Senegal fue una selección digna, nos hizo trabajar mucho", dijo Falcao. "Tenían dos bloques de cuatro con mucha intensidad. Una selección muy física...pero en la segunda parte nos encontramos mejor nosotros".

El partido contra Senegal se celebró en el cuarto aniversario de la victoria de Colombia por 2-0 contra Uruguay en los octavos de final de Brasil 2014. En ese encuentro, James anotó las dos veces, incluyendo una magistral volea que abrió el marcador, y que después fue premiada como el mejor gol del Mundial.

Con el silbatazo final, Mina y James chocaron manos en la cancha. En las tribunas, los colombianos se lanzaron a una celebración bailando y ondeando los colores amarillo, azul, y rojo de la bandera nacional.

___

La corresponsal de Associated Press Anne M. Peterson contribuyó con este despacho.