Colombia: Presentarán cargos por reventa de boletos

Tres socios de una compañía que se encargó de la venta de los boletos de partidos de la selección de Colombia en las eliminatorias de la última Copa Mundial serán imputados con cargos de especulación...

Tres socios de una compañía que se encargó de la venta de los boletos de partidos de la selección de Colombia en las eliminatorias de la última Copa Mundial serán imputados con cargos de especulación de precios, concierto para delinquir y corrupción, informó el jueves la Fiscalía General.

La Dirección Especializada de Investigaciones Financieras de la Fiscalía afirmó que cuenta con “material probatorio” contra los empresarios Elías Yamhure Dacarett, Rodrigo de Jesús Rendón y Medardo Alberto Romero, socios de la firma Tuticketya.

Según un comunicado de la Fiscalía, los tres empresarios “tuvieron a su cargo el manejo de la boletería, a la cual −según quedó en evidencia− le realizaron un inusitado incremento para revender las entradas a precios muy superiores a lo establecido por el mercado”.

En un principio, la Federación Colombiana de Fútbol eligió a otra empresa, Ticket Shop, para manejar la venta de la boletería. Posteriormente, esa compañía llegó a un acuerdo con Tuticketya y le delegó la comercialización de las entradas, según las autoridades.

Rendón es el presidente del club Real Cartagena, de la segunda división del balompié colombiano. Su hijo Rodrigo Alejandro, también directivo del equipo, igualmente ha sido investigado.

Originalmente, las autoridades indicaron que la reventa se hizo en el encuentro Colombia-Brasil. En el curso de las averiguaciones agregaron el duelo Colombia-Uruguay.

La Fiscalía, en la primera fase de las averiguaciones, imputó en febrero a César Ronaldo Carreño Castañeda e Iván Darío Arce Gutiérrez, representante legal y gerente financiero de Ticket Shop, respectivamente, como presuntos responsables de los mismos delitos.

“Ante los elementos materiales probatorios presentados por el ente acusador, los empresarios aceptaron su responsabilidad en los hechos”, señaló la Fiscalía.

La nueva imputación formal, contra los tres socios de Tuticketya, podría realizarse este mismo viernes.

Los fiscales, según las pruebas, detectaron que los empresarios supuestamente lograron una utilidad equivalente a unos 187.000 dólares, cerca del doble del valor comercial de los boletos. Previamente, la Fiscalía señaló que los individuos se exponen a penas superiores a los seis años de prisión.

Funcionarios del ente acusador han inspeccionado las oficinas de la Federación y de las compañías responsables de la venta de entradas. También la casa de Romero.

El escándalo estalló a finales de julio de 2018 cuando la Superintendencia de Industria y Comercio (SIC) acusó a la cúpula del fútbol colombiano por la presunta “venta masiva, ficticia y fraudulenta de boletos”. La medida se produjo luego de una investigación de 10 meses y posteriormente la Fiscalía se sumó a la investigación.

Ramón Jesurún, miembro del Consejo de la FIFA y presidente de la Federación Colombiana, figura entre los investigados. El dirigente ha negado las acusaciones presentadas por la SIC en contra suya y de otros 17 directivos actuales y anteriores.

Jesurún y otros cuatro dirigentes fueron entrevistados por un investigador de la FIFA semanas después del anuncio de la SIC.

La Superintendencia envió en su momento una copia del expediente a la FIFA. El mes pasado, la Federación Colombiana aseguró que la FIFA había cerrado la investigación preliminar sobre el caso, a la espera de que se avanzara en las investigaciones judiciales dentro del país sudamericano.