Colombia necesita a James para revivir en Rusia

Colombia espera la recuperación plena de James Rodríguez para mantener viva la ilusión de repetir la campaña de hace cuatro años en Brasil.De cara al partido del domingo contra Polonia, el técnico...

Colombia espera la recuperación plena de James Rodríguez para mantener viva la ilusión de repetir la campaña de hace cuatro años en Brasil.

De cara al partido del domingo contra Polonia, el técnico José Pekerman aseguró que el máximo goleador de la pasada Copa del Mundo ha trabajado con intensidad en los entrenamientos que sucedieron a la dura caída ante Japón en el estreno.

“Es un jugador fundamental”, destacó el estratega argentino. “Ha estado bien en los entrenamientos y los minutos que jugó en Japón le dieron confianza”.

Un James a plenitud fue uno de los factores que Pekerman mencionó el sábado como claves para enfrentar a una Polonia que también necesita responder tras su revés ante Senegal en el Grupo H. Inesperadamente, Japón y Senegal quedaron al tope tras sus respectivas victorias frente a los dos favoritos en la zona.

Pekerman decidió dejar entre los suplentes a James, quien llegó a Rusia con una sobrecarga muscular de la que no se sobrepuso totalmente. Con el marcador 1-1 y en desventaja numérica en la cancha, el estelar mediocampista ingresó en la última media hora pero no pudo cambiar el rumbo del partido.

Bota de Oro con seis tantos en Brasil, James es vital para una Colombia que necesita con urgencia su visión de juego y pegada.

“Todos sabemos lo que James puede hacer, ha jugado al máximo a nivel mundial y a fin de cuentas es el motor del equipo y muy peligroso”, admitió el mediocampista polaco Piotr Zielinski en rueda de prensa el sábado. “Hay que estar bien preparados para contrarrestar su juego, pero no es el único”, agregó.

El capitán Radamel Falcao y Pekerman atribuyen el descalabro ante Japón a quedar con un hombre menos tras la expulsión del volante Carlos Sánchez con roja directa, por una mano que derivó en un penal que dio la ventaja a la selección asiática en el amanecer del partido.

“El jugar once contra once y contar con jugadores importantes que al iniciar el torneo no estaban en todas sus condiciones, es importante”, insistió Pekerman.

Colombia también requiere que Falcao, quien no pudo celebrar el gol en su estreno mundialista, comience a perforar redes el domingo. Es posible que Pekerman le ponga como acompañante en la delantera a Carlos Bacca o a Luis Fernando Muriel para incrementar las opciones.

El artillero, al igual que el defensor Santiago Arias y el propio Pekerman, consideran asimismo que Polonia está con la misma urgencia y que puede hacer mucho daño con Lewandowski, quien se quedó con las ansias de gol frente a los senegaleses.

“Es un goleador que puede resolver en cualquier momento”, advirtió Falcao. “Por eso sabemos que es muy importante el mediocampo, saber controlarlo”.

Pekerman, en efecto, tendrá que hacer variantes en ese sector medular tras la expulsión de Sánchez, un jugador vital en la marca. Se anticipa que el estratega argentino acudiría nuevamente a Wílmar Barrios y al veterano mediocampista Abel Aguilar para suplir el vacío dejado por la “Roca”.

“Tenemos que ser sólidos en la marca con jugadores que conocemos”, advirtió Pekerman, en alusión particular al atacante polaco y compañero de James en el Bayern Múnich.

El técnico de Polonia Adam Nawalka dijo que no será hasta al final del entrenamiento del sábado que tendrá más clara la táctica que utilizará contra Colombia, aunque avizoró un partido intenso.

Pero lo que más sorprendió del timonel fue su desborde de optimismo y confianza, pregonando que saldrán airosos. Sostuvo que el revés en el estreno enfadó a sus jugadores y que más que derrumbarlos los fortaleció en la idea de hacer mejor las cosas contra los colombianos.

“Una primera derrota no es ninguna tragedia”, sentenció. “Nuestros planes no funcionaron a la perfección, pero mañana jugaremos distintos. Nuestro equipo se ha entrenado muchísimo y ahora se ve una energía que no teníamos antes”.

Nawalka dijo también que al final del entrenamiento en el Arena Kazán, sede del choque contra los colombianos, decidirá si Kamil Glik _el eje de la defensa polaca_ está listo o no para jugar después de sufrir una lesión en el hombro en un amistoso previo al viaje a Rusia.

Por el lado de Colombia se anticipan, asimismo, cambios en una zaga colombiana que se vio titubeante contra Japón. Yerry Mina, un espigado defensa, suplente en el Barcelona de España, podría ser de la partida para contrarrestar a Lewandowski.

Colombia y Polonia nunca se han enfrentado en partidos oficiales o mundialistas, aunque jugaron siete amistosos, con cuatro triunfos, dos reveses y un empate para el conjunto sudamericano.