La asamblea de clubes que integran la Asociación Uruguaya de Fútbol decidió por mayoría aconsejar que su expresidente Wilmar Valdez sea removido del cargo que ocupa en el Consejo de la FIFA como representante de la Conmebol.

La resolución se dio ante un pedido de asesoramiento del senador Pedro Bordaberry, quien preside la comisión normalizadora que intervino la AUF (las iniciales de la federación nacional) por decisión de la FIFA.

“Conmebol citó a una asamblea para remover a Valdez. El estatuto de la AUF dice que su consejo ejecutivo debe ser asesorado por la asamblea de clubes en materia internacional. Entonces citamos a la asamblea para que nos asesore qué hacer en la asamblea de Conmebol”, dijo Bordaberry a The Associated Press.

El presidente interventor agregó que 13 clubes votaron por remover a Valdez, tres por su permanencia y uno se abstuvo. La votación se hizo el martes en la noche.

Valdez asumió su cargo en la FIFA en 2016, a cambio de no competir por la presidencia de Conmebol con el paraguayo Juan Ángel Napout, encarcelado luego en Estados Unidos por los escándalos de corrupción de FIFA.

Valdez dimitió a su cargo de presidente de la AUF en julio de 2018, en medio de un escándalo de grabaciones secretas en las que habla de coimas para comprar cámaras de seguridad y redes lumínicas para los estadios. La justicia está estudiando el caso, en el que se han visto involucrados dirigentes, integrantes del gobierno y periodistas deportivos.

Un mes después, la FIFA intervino la AUF para lograr que sus estatutos se modifiquen y el poder lo ejerzan no solo los clubes sino también otros actores del fútbol.