El delantero chileno Alexis Sánchez ha resuelto su problema de visa y puede viajar a Estados Unidos para participar en la gira de pretemporada del Manchester United.

Sánchez tuvo que permanecer en Manchester cuando el resto del equipo cruzó el Atlántico el pasado fin de semana debido, según el conjunto, a “un asunto administrativo personal”.

El problema de la visa fue porque el jugador había aceptado este año una sentencia suspendida de 16 meses de prisión en España por evasión tributaria.

Sánchez publicó el jueves una fotografía suya en Instagram acompañada de un texto en inglés que decía “El último entrenamiento en Manchster, pronto” seguido de una bandera de Estados Unidos.

El equipo británico anunció después que el delantero viajaría a Estados Unidos.

En su gira, United juega el viernes contra el Club América en el Estadio de la Universidad de Phoenix y después lo hará contra el Earthquakes de San José, el Milan, Liverpool y Real Madrid.