La FIFA sancionó el viernes a Chelsea prohibiéndole fichar jugadores durante los próximos dos mercados por quebrantar el reglamento sobre traspasos y registro en los casos de 29 futbolistas menores de 18 años.

El club de la Liga Premier podrá apelar el castigo que abarca toda la temporada 2019-20 e incluye una multa de 600.000 francos suizos (600.000 dólares).

La Federación Inglesa también fue multada con 510.000 francos suizos (510.000 dólares) y deberá en los próximos seis meses “abordar la situación de los traspasos y primer registro de menores”, dijo la FIFA.

Tanto la FA como Chelsea anunciaron su intención de apelar.

El castigo es el más reciente golpe que recibe Chelsea, que se desplomó al sexto lugar de la Premier y fue eliminado de la Copa de la FA al perder el lunes ante Manchester United. Su dueño, el multimillonario ruso Roman Abramovich, no puede viajar a Gran Bretaña por problemas con su visa. La inversión de Abramovich transformó al club tras comprarlo en 2003.

Los traspasos internacionales de jugadores de 18 años están prohibidos a menos que sus familias se han mudado al nuevo país por motivos no relacionados al fútbol o si están cerca de la frontera de otro país. Se hacen excepciones para los clubes dentro de la Unión Europea y el Consejo de la Comunidad Económica Europea, que permite el traspaso de futbolistas de entre 16 y 18 años su cumplen con una serie de requisitos sobre educación y vivienda.

El caso de Chelsea surgió hace tres años al trascender que Bertrand Traore, un delantero nacido en Burkina Faso, jugó con el equipo Sub18 de Chelsea en 2011 cuando aún tenía 16 años. Traore apenas disputó 16 partidos con el primer equipo de Chelsea antes de ser vendido a Lyon en 2017.

La FIFA no detalló el caso contra Chelsea, pero mencionó que el club llegó a acuerdos en los que pudo influir en transferencias con otros clubes-

Chelsea indicó que, en primera instancia, la acusación en su contra apuntó a 92 jugadores, pero que no se encontraron anomalías en 63 de los mismos.

“El club está extremadamente decepcionado de que no se hayan aceptado los restantes 29 jugadores”, dijo Chelsea en un comunicado. “Chelsea actuó acorde a la normativa y en breve presentará su recurso ante la FIFA”.

La FA también apelará su multa e indicó que ya había “planteado ciertas inquietudes a la FIFA sobre su proceso disciplinario”.

Tanto la FA y como Chelsea podrían recurrir al Tribunal de Arbitraje Deportivo. Cuando el Real Madrid recibió una sanción similar en 2016, el castigo quedó en una prohibición de un mercado por el TAS. Pero el Atlético de Madrid no pudo lograr que se le recortara una sanción que abarcó dos mercados.

Chelsea ya había completado un fichaje al anticipar que la FIFA les iba a castigar. Desembolsó 64 millones de euros (73 millones de dólares) por Christian Pulisic en enero y el extremo estadounidense de 20 años fue cedido de inmediato en préstamo al Borrusia Dortmund para el resto de la temporada. El club alemán no tuvo que pagar nada.

La prohibición de fichar no impide vender a Chelsea. El extremo belga Eden Hazard, quien ha sonado para irse al Real Madrid, ha dicho que podría pedir su salida al final de la temporada, pero tiene un contrato que lo ata en Stamford Bridge hasta el final de la temporada 2019-20.