De vuelta con los Mets de Nueva York después de dos meses en la lista de los lesionados por un tirón en el músculo flexor de la cadera derecha, el jardinero Yoenis Céspedes podría mudarse a la primera base en la recta final de esta campaña.

"No sé si pueda decir exactamente cuándo ocurrirá eso", dijo el manager de los Mets, Mickey Callaway antes del primer juego de la serie del viernes ante los Yanquis. "Pienso que él necesita hacer más repeticiones, practicar, sentirse más cómodo en la almohadilla, cosas así".

Céspedes ha aparecido apenas en 118 de los 256 juegos de los Mets desde que firmó un contrato por cuatro años y 110 millones de dólares. Ha enfrentado numerosas dolencias.

El pelotero de 32 años era el bateador designado y se colocó como segundo en el orden para el primer juego de la serie. Podría ser el designado también el sábado y volver a los jardines el domingo.

"Una de las ideas acerca de la primera base apunta a que sus músculos se mantendrán calientes durante todo el juego, porque siempre estará moviéndose", dijo Callaway. "No existe esta situación de los jardines, donde uno está parado durante cinco o seis minutos y de pronto tiene que correr 30 yardas y zambullirse para hacer una atrapada. Así que realmente tratamos de determinar si ése es el mejor lugar para él".

Céspedes está bateando para .255 con ocho jonrones y 28 impulsadas. Su ausencia incidió en la caída de los Mets.

Nueva York tuvo una foja de 20-36 sin el cubano y perdió el primer puesto de la División Este de la Liga Nacional. Pese a un inicio con récord de 11-1, los Mets comenzaron la segunda mitad de la campaña con el menor número de triunfos en la Liga Nacional.

Céspedes participó en dos encuentros de las ligas menores esta semana, como parte de su programa de rehabilitación. Bateó de 8-2 con un jonrón de tres carreras.

"En adelante, podría haber algunas veces en que Ces sea retirado antes de que concluya el juego porque el personal y yo no consideremos que sea bueno para mantenerlo saludable", comentó Callaway. "Si él luce cansado o algo desgastado, habrá un momento en que lo retiraremos y será porque determinemos que es más riesgoso ponerlo a jugar".