Campeones: Arsenal respira con doblete de Alexis

Un doblete del chileno Alexis Sánchez suministró oxígeno al Arsenal, que recibió también algo de ayuda del Bayern Munich en la Liga de Campeones.El cuadro inglés se impuso 3-0 ante el Dínamo de...

Un doblete del chileno Alexis Sánchez suministró oxígeno al Arsenal, que recibió también algo de ayuda del Bayern Munich en la Liga de Campeones.

El cuadro inglés se impuso 3-0 ante el Dínamo de Zagreb con la clase de contundencia que no mostró en septiembre, cuando trastabilló en la visita a Croacia por la primera fecha del Grupo G. Esos han sido los únicos puntos que Zagreb ha sumado en cinco fechas.

Con todo el talento que disponen, los Gunners no deberían estar en una situación tan delicada. Pero pueden conseguir una plaza en los octavos de final por 16ta edición consecutiva cuando reciban a Olympiakos el próximo mes.

Pese a sufrir tres derrotas en sus cinco partidos de la fase de grupos, los dirigidos por Arsene Wenger conseguirán su pasaje si superan al conjunto griego por diferencia de dos goles o si anotan cuatro.

Olympiakos, aplastado 4-0 por el líder Bayern, siguió en el segundo puesto, pero marcha ahora sólo tres puntos encima del Arsenal, al que superó en septiembre, en Londres.

Aunque el Arsenal estaba diezmado por las lesiones, una repetición de la derrota sufrida en septiembre ante Zagreb nunca pareció posible en el Emirates Stadium.

"Fue una buena noche, porque hicimos el trabajo... lo mismo que el Bayern, destacó Wenger.

Quizás inspirado por los goles tempraneros del Bayern, Mesut Ozil puso al Arsenal adelante a los 30 minutos, cuando se zambulló para conectar con la cabeza un centro de Sánchez.

Cuatro minutos después, Sánchez recibió un servicio del español Nacho Monreal y envió el balón a las redes.

La tercera diana llegó por conducto de Alexis, con 20 minutos por jugar. Recibió un pase filtrado de Joel Campbell, dribló al arquero Eduardo y definió.

En su partido número 100 en la Liga de Campeones, el Bayern tomó una ventaja de tres tantos en los primeros 20 minutos, por medio de Douglas Costa, Robert Lewandowski y Thomas Muller.

En Haifa, Chelsea siguió en la puja dentro del Grupo G, al apabullar 4-0 al Maccabi de Tel Aviv, que perdió a Tal Ben Haim por tarjeta roja poco antes del intermedio, tras una dura entrada sobre Diego Costa. Por los visitantes anotaron Gary Cahill a los 20 minutos, Willian a los 70, Oscar a los 76 y Kurt Zouma en los descuentos.

La victoria de Chelsea, combinada con la derrota de Porto ante Dynamo de Kiev, dejó al club inglés y al portugués empatados con 10 puntos. El cuadro ucraniano marcha dos unidades detrás.

En la última fecha de la fase de grupos, el mes próximo, Chelsea recibe a Porto y Kiev se mide al Maccabi, que no ha sumado.

"Necesitó una calculadora para sacar las cuentas en este grupo", dijo el técnico de Chelsea José Mourinho. "Saldremos primeros si ganamos el siguiente partido y la derrota nos dejará en la Liga Europa".

El Kiev se impuso de visitante 2-0 ante el Porto. Fue el sexto triunfo del club de Ucrania en sus últimos 35 partidos de la fase de grupos, esta vez con goles de Andriy Yarmolenko y el paraguayo Derlis González, éste último tras un garrafal fallo del portero español Iker Casillas.

Porto sólo necesitaba un empate para avanzar.

El Zenit de San Petersburgo se mantuvo como el único equipo con puntaje ideal del torneo al doblegar 2-0 al Valencia, que quedó en la cuerda floja en el Grupo H.

Olelg Shatov puso a los rusos arriba sobre el cuarto de hora, al burlar la trampa del fuera de lugar y Artyom Dzyuba aumentó a los 74, anotando su quinto gol en cinco partidos.

Valencia terminó con diez hombres porque su defensor Ruben Vezo vio tarjeta roja directa a los 80 por bajar a Shatov cuando se encaminaba peligrosamente al arco rival.

Gracias a un gol de Kalifa Coulibaly en el quinto minuto de la prolongación, el Gante belga se ubicó segundo en la llave tras vencer de visitante 2-1 a Lyon.

Gante suma siete puntos, uno más que Valencia. Lyon, ya eliminado, cierra con una unidad.

Y en el Grupo E, Barcelona selló su boleto a los octavos de final, merced a una paliza inmisericorde de 6-1 sobre la Roma, con sendos dobletes del argentino Lionel Messi y del uruguayo Luis Suárez. Horas antes, Bate Borisov y Bayer Leverkusen igualaron 1-1, lo que clasificó matemáticamente al conjunto azulgrana.