River Plate, el flamante campeón de la Copa Libertadores, se medirá con Internacional de Brasil y Alianza de Lima durante la fase de grupos de la próxima edición. Boca Juniors, que perdió con su gran adversario una final empañada por la violencia, chocará con Atlético Paranaense, el monarca de la Copa Sudamericana.

Y durante el sorteo que definió el lunes los grupos para ambos torneos, el presidente de la Conmebol hizo un llamado para poner fin al tipo de hechos violentos que obligaron a realizar en Madrid la vuelta de esa final histórica entre River y Boca.

“Terminemos con la violencia, acabemos con la intolerancia, el ejemplo tiene que comenzar con nosotros”, instó Alejandro Domínguez en la ceremonia realizada en la sede del organismo rector del fútbol sudamericano. “Tenemos el producto más querido del mundo, tenemos los jugadores, las jugadoras, la hinchada. Tenemos todo, lo hemos demostrado al mundo y el mundo respondió con muchas expectativas a nuestra competencia”.

El 25 de noviembre, hinchas de River Plate atacaron con piedras y otros objetos el autobús que transportaba a Boca Juniors al encuentro de vuelta, que debió suspenderse. Terminó realizándose el 9 de diciembre, en el Santiago Bernabéu, donde el Millonario se impuso 3-1 en la prórroga.

En el comienzo del largo camino hacia la posible revalidación del título, River integrará el Grupo A, junto con Inter, Alianza y un equipo que surja de la fase previa de clasificación. Dicha fase se dividirá en tres etapas y arrojará a cuatro integrantes de los grupos.

Boca, aún lastimado en el orgullo por el revés ante River, quedó en el Grupo G, con Paranaense de Brasil, Jorge Wilstermann de Bolivia y Deportes Tolima de Colombia.

El certamen se llevará a cabo del 22 de enero al 23 de noviembre, cuando se disputará la final, a un solo enfrentamiento. Ello constituye una novedad en la Libertadores, en un formato semejante al que se emplea en la Liga de Campeones de Europa.

Asimismo, hay una sede definida de antemano para efectuar la final. En esta edición será el Estadio Nacional de Santiago de Chile.

Domínguez anunció que el campeón se llevará un premio de 12 millones de dólares y el subcampeón obtendrá 6 millones.

"Hasta 2015, la Conmebol distribuyó 71 millones de dólares en esta copa. En 2019 la Conmebol repartirá 200 millones de dólares. La plata generada llegará los jugadores, como siempre debió ser de esa forma", resaltó.

El sorteo definió también los choques de la primera fase de la Copa Sudamericana, que se desarrollará del 19 de marzo al 30 de octubre. También en este torneo se realizará una final a un solo encuentro, en el Estadio Nacional de Lima.

En otra novedad, los ocho equipos que terminen terceros en la fase de grupos de la Copa Libertadores, y los dos mejores perdedores de la tercera fase de ese torneo se incorporarán a la Sudamericana.

Durante la ceremonia se entregaron reconocimientos a los colombianos Miguel Ángel Boja de Palmeiras y Wilson Morelo de Santa Fe, quienes fueron líderes goleadores de la Libertadores recién concluida, con nueve dianas cada uno.

A continuación, los grupos de la Libertadores, según quedaron definidos por el sorteo:

Grupo A: River Plate (Argentina), Internacional (Brasil), Alianza Lima (Perú) y ganador del partido G4 de la fase anterior.

Grupo B: Cruzeiro (Brasil), Emelec (Ecuador), Huracán (Argentina), Deportivo Lara (Venezuela).

Grupo C: Olimpia (Paraguay), Sporting Cristal (Perú), Godoy Cruz (Argentina), Universidad de Concepción (Chile).

Grupo D: Peñarol (Uruguay), Flamengo (Brasil), Liga Deportiva Universitaria (Ecuador), Bolivia 2.

Grupo E: Nacional (Uruguay), Cerro Porteño (Paraguay), Zamora (Venezuela), ganador del partido G1 de la fase anterior.

Grupo F: Palmeiras (Brasil), San Lorenzo (Argentina), Junior (Colombia), ganador del partido G2 de la fase anterior.

Grupo G: Boca Juniors (Argentina), Atlético Paranaense (Brasil), Jorge Wilsterman (Bolivia), Deportes Tolima (Colombia).

Grupo H: Gremio (Brasil), Universidad Católica (Chile), Rosario Central (Argentina), ganador del partido G3 de la fase anterior.