El lateral derecho Camilo Zúñiga, de exitoso paso por la selección de Colombia y el balompié de Italia, anunció lloroso el miércoles su retiro tras un regreso poco afortunado al Atlético Nacional de Medellín.

Volvió a Nacional está temporada y apenas alineó en tres partidos. La carrera del jugador de 32 años y oriundo de la población de Chigorodó, departamento de Antioquia, fue afectada por una lesión de rodilla.

Zúñiga debutó con el Atlético Nacional de Medellín en 2002 y participó en sus éxitos en el torneo Apertura de 2005 y el Apertura y Clausura de 2007.

En 2008 pasó al AC Siena y en la misma temporada se vinculó con el Nápoles, en el cual contribuyó a la obtención de dos Copas de Italia y la Supercopa en 2014. Estuvo en el Bologna unos meses de 2016 y posteriormente se vinculó con el Watford FC de Inglaterra.

Participó en las eliminatorias de Sudamérica para los Mundiales de Sudáfrica en 2010 y Brasil en 2014. En esa Copa del Mundo, Zúñiga golpeó en la espalda al astro Neymar y le fracturó una vértebra en el partido que Colombia perdió ante los brasileños por los cuartos de final.