José Callejón puso fin a su sequía anotadora cuando el Napoli doblegó el domingo 2-1 a un Lazio de 10 hombres para no alejarse del líder de la Serie A Juventus.

Arkadiusz Milik anotó el otro gol de los ganadores y en un par de ocasiones estrelló el balón en los postes para que Napoli se acercara a seis puntos de la Juventus, que el lunes recibirán al último lugar Chievo Verona.

Napoli sufrió la ausencia de varios elementos por lesiones, entre ellos el capitán Marek Hamsik, mientras que Kalidou Koulibaly se encuentra suspendido.

Pero se fue adelante a los 34 minutos. La jugada arrancó de izquierda a derecha y el atacante belga Dries Mertens de pase a Callejón, que definió con un tiro al ángulo inferior derecho para anotar por primera vez en la temporada.

Napoli aumentó su ventaja tres minutos después cuando Milk finalmente anotó con un magnífico tiro libre a un ángulo.

Napoli parecía dirigirse cómodamente al triunfo y estrelló dos tiros más en el arco por medio de Fabián Ruiz y Callejón _pero la Lazio se recuperó a los 65 gracias a un preciso disparo de Ciro Immobile.

Las esperanzas de la Lazio en el duelo murieron cinco minutos más tarde, cuando el defensor Francesco Acerbi fue expulsado tras recibir su segunda tarjeta amarilla.

En otro duelo, en su regreso a la Serie A, el colombiano Luis Muriel marcó dos goles contra su exequipo para ayudar a la Fiorentina, que se quedó con 10 hombres, a arrebatar el domingo un empate 3-3 ante la Sampdoria en un final dramático.

Muriel, quien está a préstamo del Sevilla, no celebró su primera anotación, pero no puede ser culpado por expresar su júbilo luego de un segundo gol espectacular. El veterano Fabio Quagliarella también marcó un doblete para continuar con su destacada racha goleadora.

Sampdoria se colocó un punto debajo de los puestos que clasifican a la Liga de Europa y Fiorentina quedó tres puntos atrás.

Muriel, quien también jugó para Udinese y Lecce en Italia, se unió a la Fiorentina a inicios del mes.

El seleccionado colombiano pasó una temporada y media con la Sampdoria antes que Sevilla lo firmara por una cifra récord para el club en 2017.

El delantero sudamericano anotó el primer tanto contra su exequipo a los 34 minutos, al quitarse a dos defensas antes de disparar cruzado al ángulo inferior derecho.

Su segunda anotación fue todavía más espectacular, tras darse vuelta y quitarse a Joachim Anderson en territorio de la Fiorentina y escaparse todo el terreno de juego antes de sacar un tiro diagonal para cruzar al arquero.

Eso devolvió la ventaja a la Fiorentina, luego que los locales se quedaron sin Edimilson Fernandes por doble amonestación y vieron al uruguayo Gastón Ramírez empatar el duelo justo antes del medio tiempo con un gran cobro de un tiro libre.

Quagliarella pensó que le había dado el triunfo a la Sampdoria con cobrar un penal a los 81 minutos _tras una mano de Vitor Hugo_ y otro gol cuatro minutos más tarde.

Fue el 12mo gol en los últimos 10 partidos de liga para Quagliarella, algo destacado para un jugador que cumple 36 años el 31 de enero.

Sin embargo, aún habría otro giro en el encuentro cuando German Pezzella se lanzó sobre un centro desviado de Federico Chiesa para empatar el marcador en la última jugada del partido.

En otros resultados dominicales, Spal empató en casa 1-1 con Bolgna, Empoli igualó 2-2 en casa de Cagliari, y Atalanta goleó 5-0 a domicilio al Frosinone, en un duelo donde el colombiano Duvan Zapata se convirtió en el primer jugador del Atalanta que marca cuatro goles en un juego desde 1952.