Letal con jugadas de pelota parada, Inglaterra le dio a probar su mejor especialidad a Suecia para sacar ventaja 1-0 el sábado tras el primer tiempo por los cuartos de final de la Copa Mundial.

En un tiro de esquina, el defensor Harry Maguire superó en el salto a su marcador Emil Forsberg y metió el cabezazo frontal que le dio la ventaja a los dirigidos por Gareth Southgate a los 30 minutos.

Los ingleses, campeones del mundo en 1966, buscan jugar las semifinales de un Mundial por primera vez desde Italia 1990.

El ganador de esta serie deberá esperar por el vencedor del duelo entre Rusia y Croacia, que se jugaba más tarde en Sochi.