Brasil manda en Berlín y rompe el encanto de Alemania

Un cabezazo de Gabriel Jesús en el primer tiempo marcó la diferencia para que Brasil derrotase el martes 1-0 a Alemania y poner así punto final a la racha de 22 victorias seguidas del reinante...

Un cabezazo de Gabriel Jesús en el primer tiempo marcó la diferencia para que Brasil derrotase el martes 1-0 a Alemania y poner así punto final a la racha de 22 victorias seguidas del reinante campeón del mundo.

El triunfo en el Estadio Olímpico de Berlín sirvió para los brasileños se desquitaran un poco del humillante desenlace del previo choque entre los dos gigantes del fútbol.

Con miras al Mundial de Rusia en menos de tres meses, el equipo de Tite cosechó dos victorias que robustecen su condición como uno de uno de los grandes favoritos al título. Sin echar de menos del lesionado Neymar, La Verdeamarela no encajó goles en esta fecha FIFA, ya que venía de despachar 3-0 a Rusia en Moscú.

Aunque Tite dijo previo al choque en que sus jugadores no pensaban en revancha tras la escandalosa derrota 7-1 en la semifinal del Mundial de 2014, reconoció que ese resultado en Belo Horizonte no se olvida.

“Está en el pasado, (pero) la rivalidad perdura”, dijo Tite tras la victoria. “Esta victoria no hará que eso desaparezca”.

Su contraparte alemán Joachim Loew hizo siete cambios con respecto al equipo que el viernes igualó 1-1 con España, el tercer empate seguido del conjunto. Kevin Trapp jugó en lugar de Marc-Andre ter Stegen en el arco. Jerome Boateng se puso el brazalete de capitán por primera vez en su ciudad natal. Y Marvin Plattenhardt, zaguero del Hertha Berlín, también estuvo desde el vamos.

A los 37 minutos y tras un centro servido por Willian, Gabriel Jesús desniveló el marcador. Trapp alcanzó a manotear el potente cabezazo del delantero del Manchester City, pero no pudo evitar que se anidara en el fondo.

Minutos antes, Gabriel Jesús había desperdiciado una magnífica ocasión al desbordar a dos zagueros alemanes en un contragolpe y remató por encima del arco en el mano a mano con el arquero.

“Me quedo con el gol, pero este no fue mi mejor día. He estado muy mal a la hora de definir”, dijo Gabriel Jesús.

La mejor ocasión de Alemania estuvo en los pies de Ilkay Gundogan, otro jugador del City. El volante le pegó mal al balón tras recibir de Julia Draxler.

Brasil salió del descanso con más ímpetu. Intervenciones del zaguero Antonio Ruediger y Trapp impidieron goles a Willian y Paulinho, respectivamente. Philippe Coutinho y Gabriel Jesús también acariciaron el gol, pero sin puntería frente al arco.

Lo de Alemania se limitó a un par de cabezazos de Sandro Wagner.

“Ante todo nos faltó brío”, se lamentó Loew, cuyo equipo no perdía desde la derrota ante Francia en la semifinal de la Eurocopa 2016.

El volante Toni Kroos fue crítico del desempeño de una selección que ha ganado desde que terminaron las eliminatorias mundialistas.

“Se ha visto que no somos tan buenos como nos han pintado, o como algunos creen que somos. Fue muy pobre por parte de varios (jugadores)”, indicó Kroos. “Nos queda mucho por mejorar”.