El estreno del Mundial no pudo ser más negativo. Un partido igualado y competido lo decidió una polémica decisión arbitral, el japonés Nishimura regaló un penalti a Brasil que supuso la victoria de los locales ante la combativa selección croata (3-1).

Brasil mostró en el inicio del partido todas sus carencias. Un equipo poderoso, contundente, pero con numerosas carencias en la construcción del juego en el centro del campo y que además deja demasiados espacios en ambas bandas. Alves y Marcelo son sus dos talones en la zona defensiva y Croacia supo leerlo a la perfección. Una vez que Rakitic o Modric lograban superar la primera línea de presión local, balón a los costados y a encarar.

Brasil mostró muchas carencias y una gran dependencia de su estrella Neymar

Y a los diez minutos saltó la sorpresa en Sao Paulo. Modric abrió a Olic ante la pasividad de Alves y su centro, al que apenas llegó Jelavic, lo remató Marcelo en su propia portería. Perfecto ejemplo de cómo hacer daño a esta Brasil.

La ventaja en el marcador aculó a los croatas, pero en ningún momento se sintieron cómodos. La creación de los de Scolari era nula y las llegadas al área rival, inexistente. Solo una jugada individual podría cambiar el panorama del partido, y ahí apareció Neymar a la media hora.

Cualquier parecido de este jugador cuando se enfunda la camiseta de Brasil con el que ha jugado esta temporada en el Barça es puro azar. El '10' cogió el balón a 30 metros del área, avanzó con decisión y su disparo se coló pegado al palo ante la impotente estirada de Pletikosa.

El siguiente cuarto de hora fue de pleno sufrimiento para Croacia. Brasil se creció con el gol, presionó arriba y aprovechó la indecisión de los balcánicos, desbordados ante el hambre del rival y el empuje del público. El segundo tanto merodeó, pero no llegó y el descanso salvó a los croatas.

El panorama cambió tras el descanso, los de Kovac salieron de nuevo con personalidad y crecieron a través del balón. La presión de Brasil ya no apareció, los robos de balón tampoco y Croacia disfrutó de sus mejores minutos del partido. Pocas llegadas, pero partido plácido.

Pero el árbitro no iba a permitir que la selección local acabara el partido inaugural con un empate, eso no se podía consentir. Un leve roce de Lovren a Fred fue suficiente para que el nipón Nishimura decretara la pena máxima. Pletikosa casi para el penalti lanzado por Neymar, pero el balón acabó en el fondo de la red.

Croacia lo intentó ya con más corazón que cabeza, pues el físico no les acompañaba ya y la cabeza estaba pensando en la injusticia que acababan de sufrir, el empate ya no llegó y sí la sentencia de Oscar en el descuento. Brasil ganó de la peor de las maneras.

Ficha técnica

3 - Brasil: Julio César; Alves, Thiago Silva, David Luiz, Marcelo; Paulinho (Hernanes, m.62), Luiz Gustavo, Hulk (Bernard, m.68), Oscar, Neymar (Ramires, m.86) y Fred.

1 - Croacia:  Pletikosa; Srna, Corluka, Lovren, Vrsaljko; Rakitic, Modric; Perisic, Kovacic (Brozovic, m.60), Olic y Jelavic (Revic, m.77).

Goles: 0-1 (min 12): Marcelo en propia puerta; 1-1 (min 29): Neymar; 2-1 (min 69): Neymar, de penalti; 3-1 (min 90): Oscar.

Árbitro: Yuichi Nishimura (JAP). Mostró tarjeta amarilla a Neymar, de Brasil y a Vedran Corluka y Lovren, de Croacia.

Incidencias: partido inaugural del Campeonato del Mundo Brasil 2014 disputado en el estadio Arena Corinthians de Sao Paulo ante unos 62.103 espectadores.