Bottas luce fortalecido tras su victoria en Australia

Por primera vez en su carrera, Valtteri Bottas lidera el campeonato de pilotos de la Fórmula Uno.Desde luego, ha transcurrido apenas un Gran Premio, pero el finlandés no quiere restarle méritos a su...

Por primera vez en su carrera, Valtteri Bottas lidera el campeonato de pilotos de la Fórmula Uno.

Desde luego, ha transcurrido apenas un Gran Premio, pero el finlandés no quiere restarle méritos a su versión de 2019.

Bottas largó desde la primera fila de la parrilla por primera vez en el Gran Premio de Australia, que solía ser el circuito que menos le gustaba en la F1. Rebasó a Lewis Hamilton, su compañero en Mercedes, en la primera curva.

Y nunca permitió que el británico recuperara el primer puesto, algo que contrastó con la escena recurrente de 2018. Durante toda la temporada anterior, Bottas le fue leal a su puesto de segundo piloto de Mercedes, y ayudó a que su compañero consiguiera su quinto campeonato mundial.

Bottas se conformó con el quinto puesto, un desempeño que paradójicamente había puesto en jaque su propia permanencia en la escudería.

El domingo, el finlandés de 29 años tuvo que controlar sus emociones tras lo que describió como la mejor carrera de su vida. Fue su cuarta victoria en la F1, donde no ganaba desde 2017, cuando se proclamó triunfador en tres carreras.

“¡Bien hecho, Valtteri, ganaste!”, le dijo a Bottas una voz en el sistema de comunicación por radio de la escudería, mientras se agitaba la bandera a cuadros. “Es una recompensa por todo lo del año pasado, Valtteri”.

Lo del año pasado fue una combinación de problemas mecánicos, mala fortuna e instrucciones de la escudería que frustraron las oportunidades de ganar en una campaña en que Hamilton fue dominante.

Bottas nunca había finalizado por encima del tercer puesto en Australia. Fue octavo aquí hace 12 meses, luego de clasificarse en el décimo sitio.

Este fin de semana, en la clasificación, conservó temporalmente el récord de la vuelta más rápida hasta que Hamilton voló en su último intento y le arrebató la pole position.

Bottas no se mostró preocupado por ello. Después de todo, se había preparado mentalmente durante el receso previo a la campaña. Había decidido mostrarse más fuerte, en lo físico y en lo mental.

Gradualmente amplió a más de 20 segundos su ventaja sobre Hamilton en la carrera, y decidió perseguir el premio por puntos al lograr la vuelta más rápida _una innovación para este año en la F1. Había un riesgo: sus neumáticos estaban desgastados.

El mensaje de su escudería fue claro: “La única forma en que podemos perder esta carrera es quedarnos sin neumáticos si ingresa el auto de seguridad”.

La respuesta fue: “Entendido”.

Pero Bottas logró la vuelta más veloz de la carrera y se llevó un punto extra para el fin de semana. Lidera así el campeonato con 26 puntos.

Y la ventaja fue clara sobre Hamilton, quien soportó el embate de Mas Verstappen en su Red Bull. Los Ferrari defraudaron, en el cuarto y quinto puesto.