El cañonero Miguel Ángel Borja encabeza el plantel de 16 futbolistas de cinco equipos locales para el amistoso entre Colombia y Brasil en Río de Janeiro en memoria de las 71 personas, entre ellas 19 jugadores del club Chapecoense, que perecieron al estrellarse el avión en el que viajaban rumbo a la final de la Copa Sudamericana.

Borja, autor de cinco goles en la Copa Libertadores y seis en la Copa Sudamericana, figura al lado de otros seis hombres de Nacional en la nómina que el técnico José Pékerman anunció el martes. Deportivo Cali aporta cinco, Santa Fe dos, e Independiente Medellín y Deportes Tolima uno cada uno.

La preparación comenzará el miércoles en la sede deportiva de la Federación Colombiana de Fútbol al noroccidente de Bogotá y el equipo viajará el sábado. Los integrantes de Santa Fe y Medellín abandonaran la concentración el viernes para disputar el sábado el duelo de ida por la final de la Superliga y luego se unirán a la selección.

Pékerman aprovechará el partido para observar jugadores con miras la conformación del combinado que recibirá a Bolivia en Barranquilla el 23 de marzo y enfrentará a Ecuador en Quito cinco días después por las eliminatorias mundialistas de Sudamérica.

El partido Brasil-Colombia se programó en el estadio Olímpico Nilton Santos de Río el 25 de enero, y el dinero que se recaude se distribuirá entre los familiares de los futbolistas y los 20 integrantes del cuerpo técnico de Chapecoense que murieron en la tragedia del avión de la compañía LaMia.

Sobrevivieron los jugadores Jakson Follmann, Alan Ruschel y Hélio Zampier Neto, el locutor deportivo Rafael Henzel, el técnico aeronáutico Erwin Tumiri y la azafata Ximena Suárez, ambos bolivianos.

Chapecoense iba a enfrentar a Atlético Nacional de Medellín el 30 noviembre en el compromiso de ida por la Copa Sudamericana. El equipo brasileño, por iniciativa de Nacional, fue declarado campeón.