El capitán Pablo Pérez anotó un gol y dio una asistencia para que Boca Juniors tomara una ventaja de 2-0 ante Cruzeiro de Brasil el miércoles, tras el duelo de ida de los cuartos de final de la Copa Libertadores.

Pérez asistió al delantero Mauro Zárate para su gol a os 35 minutos y luego facturó por cuenta propia a los 82 en el estadio La Bombonera.

Tras un inicio con dudas, Boca pudo descifrar el enigma que le planteó el visitante en una jugada de pelota parada. Tras un tiro de esquina, el capitán Pérez dio un pase punzante a Zárate, quien definió con el empeine zurdo ante la salida de Fabio.

Con ese tanto, les cortó a los dirigidos por Mano Menezes una racha de tres partidos sin recibir goles en cancha ajena.

Al reanudarse el juego, Cruzeiro merodeó el empate.

A los 47 Thiago Neves cabeceó fallido cuando había quedado en soledad frente al arquero Esteban Andrada tras una mala salida de la última línea boquense.

Un minuto después, el colombiano Wilmar Barrios sacó la pelota en la línea ante la definición de Robinho.

A los 75 el árbitro Eber Aquino expulsó a Dedé en la visita, en un controvertido fallo por intermedio del sistema de videoarbitraje (VAR) que comenzó a implementarse a partir de esta fase. El silbante juzgó que el zaguero fue con mala intención a cabecear al área y golpeó al arquero Andrada, que se desplomó en el piso. Tras varios minutos de incertidumbre, el guardameta se recuperó y siguió jugando.

Con su rival en inferioridad, Pérez anotó el segundo para Boca con un derechazo a la carrera que se le metió en el ángulo a Fabio.

El desquite se disputará el 4 de octubre en Belo Horizonte. El vencedor se cruzará con Colo Colo o Palmeiras, que se miden este jueves en la ida.

INDEPENDIENTE 0, RIVER PLATE 0

Independiente y River Plate empataron sin goles por obra y gracia de sus arqueros Martín Campaña y Franco Armani el miércoles, por los cuartos de final de la Copa Libertadores.

Acorde con la ideología de sus estrategas Ariel Holan y Marcelo Gallardo, Independiente y River protagonizaron un duelo electrizante, de fútbol directo sin pausa que, si no tuvo un ganador, fue por culpa de quienes son hoy considerados los dos mejores arqueros del fútbol argentino.

River encontró en la proyección de sus laterales Gonzalo Montiel y Milton Casco el camino para lastimar al local, que salió del aprieto por las salvadas del uruguayo Campaña, primero ante un disparo del colombiano Rafael Santos Borré y luego frente a Gonzalo Martínez.

Pero una mala decisión el colombiano Juan Fernando Quintero en un ataque a favor de los “millonarios” generó la llegada más clara para el Rojo en la primera parte. El local salió rápido de contragolpe y con espacio el volante Maximiliano Meza sacó un remate a colocar que dio en el travesaño a los 18 minutos. En el rebote, Armani la mandó al tiro de esquina cuando ya se relamían los artilleros Emmanuel Gigliotti y Silvio Romero.

Armani, arquero del seleccionado argentino, volvió a lucirse a los 35 ante un cabezazo de Fabricio Bustos.

Independiente, apodado el Rey de Copa por el récord de siete Libertadores en su vitrina, construyó otra llegada de riesgo con varios toques de primera y paredes que antecedieron a un derechazo del uruguayo Gastón Silva que dio en el palo a los 54.

El local volvió a toparse con un Armani invencible a los 58 cuando le tapó de milagro el gol a Gigliotti.

Campaña no quiso ser menos y en el final le frustró el gol a su compatriota de River Camilo Mayada.

La revancha se jugará el 2 de octubre en el estadio Monumental de River.

El ganador de esta llave se enfrentará en semifinales con el sobreviviente del duelo entre el último campeón Gremio y Atlético Tucumán de Argentina. En la ida ganaron los brasileños 2-0.