Benzema sale del banquillo para rescatar al Real Madrid de su desidia en su visita a Ludogorets

  • El exceso de relajación hizo que el partido se le complicara a los blancos.
  • Empezaron el partido como si de un entrenamiento de pretemporada se tratara.
  • Los búlgaros se mostraron con orgullo y más calidad de la que se pudiera pensar.

El Real Madrid se mostró relajado durante su visita al modesto Ludogorets, y a punto estuvo de llevarse un disgusto. Al final, el asunto quedó en un susto, pues Benzema salió del banquillo para rescatar a los blancos (1-2), y los tres puntos dejan al Madrid líder destacado de su grupo en la Champions.

La derrota del Liverpool deja al Madrid líder destacado del grupo

Los blancos empezaron el partido como si de un entrenamiento de pretemporada se tratara. Relajados, tranquilos, sin la tensión que requiere un partido de la máxima competición. Enfrente había un equipo sin estrellas, con un presupuesto bajo, modesto, pero con orgullo y más calidad de la que cualquiera que no le hubiera visto nunca pudiera pensar.

En el primer córner que tuvieron los búlgaros –no podía ser de otra forma– llegó el primer gol. Pasividad de la defensa del Madrid, dos remates en el área pequeña y Marcelinho abrió el marcador ante la incredulidad blanca.

La calidad blanca apareció pronto y Chicharito forzó un penalti, pero hasta Cristiano estaba errático: falló la pena máxima. El partido se convirtió en un correcalles extraño, la relajación blanca permitió ocasiones del Ludogorets, y a la vez su calidad provocaba llegaba constantes.

Casillas sacó una buena mano a Aleksandrov después del enésimo despiste de Marcelo, a Cristiano le anularon un gol que era legal y el propio jugador luso forzó un penalti que esta vez sí que transformó. El empate como mal menor antes del descanso.

Los minutos avanzan en la segunda parte y el Madrid no conseguía hacerse con el mando del partido. Llegaba, sí, pero con poca claridad y atrás seguía dando demasiadas opciones a los búlgaros con un centro del campo fallón y sin energía en el que solo se salvó Isco.

Ancelotti recurrió a Benzema, Kroos y James para el último tramo del partido y ahí estuvo la clave: en Karim. El francés aprovechó un regalo de la defensa del Ludogorets para romper el empate y ofreció una deliciosa jugada con frenada en seco que aniquiló al defensor y que casi acaba en gol de Kroos que fue lo mejor del partido.

Al final, victoria sin brillo pero tres puntos importantísimos que dejan la clasificación muy cerca y la primera plaza mucho más cerca tras la derrota del Liverpool.

- Ficha técnica:

1 - Ludogorets: Stoyanov; Caiçara, Aleksendrov (Misidjan, m.82), Moti, Minev, Dani Abalo, Dyakov, Fabio Espinho (Anicet Abel, m.82), Hernández, Marcelinho (Wanderson, m.70) y Bezjak.

2 - Real Madrid: Iker Casillas; Arbeloa, Varane, Sergio Ramos, Marcelo; Illarramendi, Modric (Kroos, m.73), Isco (James, m.76); Bale, Cristiano Ronaldo y 'Chicharito' (Benzema, m.67).

Goles: 1-0, m.6: Marcelinho. 1-1, m.25: Cristiano Ronaldo de penalti. 1-2, m.77: Benzema

Árbitro: Craig Thomson (ESC). Amonestó a Minev (10), Dyakov (24), Abalo (57), Espinho (62) por el Ludogorest; y a Ramos (72) por el Real Madrid.

Incidencias: encuentro correspondiente a la segunda jornada de Liga de Campeones, disputado en el Nacional "Vasil Levski" de Sofía