Benfica, líder de la liga portuguesa, recibió tres goles en los primeros 25 minutos del encuentro del sábado, pero rescató el sábado un empate 3-3 ante Boavista.

Konstantinos Mitroglou anotó poco antes del intermedio, Jonas hizo el segundo tanto de los locales mediante un penal y Fabio Espinho envió el balón a su propio arco a los 67, para que Benfica consiguiera el punto en el Estadio da Luz.

Con el resultado, Benfica quedó siete puntos encima de su escolta Porto, que recibe el domingo a Moreirense, un club amenazado por el descenso.

Porto no ha ganado en sus últimos tres compromisos dentro de las distintas competiciones en que participa.

Sporting de Lisboa, que marcha en el tercer puesto, se colocó en ventaja con dos dianas del delantero Bas Dost pero terminó igualando 2-2 ante Chaves. Desperdició así una oportunidad de acercarse a la punta.

Benfica trata de conseguir su cuarto título consecutivo, un logro sin precedente. Porto podría sumar su cuarto año sin coronarse, algo que no le ocurre desde 1985.