Bayern Múnich sufrió más de la cuenta el viernes, pero pudo sacar la victoria 3-2 en su visita a Augsburgo para reducir a dos puntos la brecha que le separa del líder Borussia Dortmund en la Bundesliga.

Kingsley Coman niveló dos veces el marcador antes de habilitar a Serge Gnabry para que anotase el tanto de la victoria al comienzo del segundo tiempo.

El triunfo dejó al Bayern con 48 puntos antes de la visita del Dortmund al colista Nuremberg el lunes.

Augsburg echó de menos a su capitán Daniel Baier por suspensión. Tampoco pudo contar con su central holandés Jeffrey Gouweleeuw y el delantero islandés Alfred Finnbogason, su máximo goleador, debido a lesiones.

Pero el local arrancó a todo vapor con un gol a los 13 segundos con un centro de Philipp Max desviado a propia puerta por Leon Goretzka del Bayern.

Coman igualó al empalmar de volea el centro de Joshua Kimmich a los 17.

Sin embargo, Augsburgo volvió a adelantarse a los 23 con una notable definición de volea de su extremo surocoreano Ji Dong-won desde unos 15 metros.

Bayern logró empatar poco antes del descanso cuando Coman batió al arquero Gregor Kobel con un disparo que coló entre sus piernas.

El atacante francés también estuvo involucrado en el gol que marcó la diferencia definitiva a los 53, en la que puso el pase que Gnabry remató al segundo palo.

Manuel Neuer volvió a la titularidad como arquero del Bayern tras perderse dos semanas por una lesión en la mano, un regreso oportuno al afrontar la visita el martes a Liverpool por los octavos de final de la Liga de Campeones, con lo que el técnico Niko Kovac cuenta con su once de gala.