Bayern Munich completó un trámite que lució sencillo y despachó el miércoles por 3-1 a Besiktas para clasificarse por séptimo año consecutivo a los cuartos de final de la Liga de Campeones.

Thiago Alcántara, Gokhan Gonul (autogol) y Sandro Wagner anotaron por Bayern, que liquidó la serie de octavos de final con un marcador global de 8-1 tras ganar la ida por 5-0.

Más tarde, Barcelona goleó 3-0 a Chelsea, con los tantos 99 y 100 de Lionel Messi en la “Champions”, para colocarse también en la ronda de los ocho mejores.

Besiktas, obligado a protagonizar la remontada más grande en la historia de la Champions, realizó siete cambios al once titular que perdió en Alemania, pero los ajustes no fueron suficientes para vencer al gigante alemán.

Caner Erkin, el chileno Gary Medel, Ricardo Quaresma y Vagner Love fueron los únicos que jugaron los dos encuentros de la serie con el conjunto turco.

El técnico de Bayern, Jupp Heynckes, no se fio de la gran ventaja y alineó un equipo con la mayoría de sus figuras.

“Hemos completado el trabajo, y ahora miramos a la siguiente fase”, dijo el mediapunta Thomas Mueller.

Thiago abrió el marcador a los 18 minutos, con una asistencia del propio Mueller, y prácticamente sepultó cualquier esperanza de remontar que tuviese el equipo turco.

Thiago fue reemplazado a los 35 minutos por el colombiano James Rodríguez, tras sufrir una lesión.

“No creo que sea algo serio”, dijo Heynckes.

Vagner Love maquilló el marcador por Besiktas.

Los fanáticos del conjunto bávaro pasaron los últimos 15 minutos cantando y agitando banderas para reconocer la estupenda campaña. Bayern espera repetir el triplete de títulos conseguido por Heynckes durante su estadía anterior, en 2013.

Puede amarrar el cetro de liga este fin de semana, y está por disputar la semifinal de copa ante el Schalke.

Besiktas llegó a octavos de la Liga de Campeones por primera vez, tras encabezar su grupo, por encima de Porto, Mónaco y Leipzig.