Barcelona, sin otro fichaje al vencer el plazo

En vez de adquirir el jugador que les había prometido a sus aficionados para ayudar a cubrir el hueco que dejó Neymar, el Barcelona vio pasar el último día en que podían pactarse transferencias en...

En vez de adquirir el jugador que les había prometido a sus aficionados para ayudar a cubrir el hueco que dejó Neymar, el Barcelona vio pasar el último día en que podían pactarse transferencias en España sin realizar otro fichaje.

El conjunto catalán había cortejado durante semanas a otro brasileño, Philippe Coutinho, quien milita en el Liverpool. El lunes, el director deportivo del Barsa, Robert Fernández, dijo que el club quería incorporar a uno o posiblemente dos jugadores antes del viernes, cuando expiraba el plazo.

Pero la medianoche llegó antes de que el Barcelona se hiciera de Coutinho o de algún otro talento ofensivo. La prensa había especulado que existía interés por el argentino Ángel di María, extremo del París Saint Germain, o por su compatriota Paulo Dybala, mediapunta de la Juventus.

La única actividad registrada el viernes en el Camp Nou consistió en un acuerdo para ceder a préstamo al delantero Munir El Haddadi, quien jugará en el Alavés. El año pasado, estuvo prestado también, en el Valencia.

Fernández había considerado probable que algún otro jugador se marchara del club. Pero el volante Arda Turan y el decepcionante portugués Andre Gomes se quedaron.

Por la noche, el Barsa anunció que Fernández y Albert Soler, otro dirigente del club, ofrecerían una conferencia este sábado, aparentemente para explicar qué salió mal en el periodo de traspasos.

La incapacidad de contratar a Coutinho o a otro jugador destacado corona un mes aciago para el Barcelona, abandonado por Neymar mediante una cláusula de transferencia sin precedente por 222 millones de euros (262 millones de dólares), que accedió a pagar el PSG.

El equipo logró reinvertir parte de esos ingresos en el extremo francés Ousmane Dembele y en el centrocampista brasileño Paulinho, quien costó 40 millones de euros (47 millones de dólares). El costo final de Dembele podría llegar a 147 millones de euros (unos 173 millones de dólares), con lo que sería la tercera transferencia más cara, después de la que involucró a Neymar y del fichaje eventual de Kylian Mbappe por parte del PSG.

Pero hubo escasas compras en España.

Sevilla adquirió al mediocampista Johannes Geis, prestado por el Schalke 04 con opción a compra.

El delantero Loic Remy dejó las filas del Chelsea y firmó por dos años con Las Palmas. El club de las Canarias obtuvo también al internacional marroquí Oussame Tannane, cedido a préstamo por Saint Etienne.

Valencia logró dos acuerdos de último minuto. Aseguró la llegada del belga Andreas Pereira, desde el Manchester United, y del portugués Goncalo Guedes, del PSG.

Espanyol trajo de vuelta a Sergi Darder y Sergio Sánchez. El primero viene del Lyon, donde jugó a préstamo una campaña con opción a compra. Sánchez, defensa, fue prestado por el Rubin Kazan.

El delantero ecuatoriano Jefferson Montero se unió al recién ascendido Getafe. Lo ha prestado el Swansea.

Athletic de Bilbao alcanzó un acuerdo a futuro para que Ander Capa, del Eibar, se mude de club vasco en 2018. Bilbao pagó 3 millones de euros (3,5 mllones de dólares) por Capa, quien permanecería cuatro años con el equipo.